Vibradores sexuales

Los juguetes sexuales por excelencia, los más populares, entre los más usados y los más vendidos en las tiendas eróticas, esos son los vibradores sexuales, unos aparatos maravillosos que vienen en distintos colores, modelos, tamaños y materiales, para satisfacer todos los gustos y garantizar el placer.

Vibradores sexuales

Los vibradores sexuales son muy cómodos y algunos incluye diferentes funciones para experimentar. Puedes tener uno sin importar si estás soltera o tienes pareja, pues es útil en cualquier de los dos casos.

Recordando un poco la historia, podemos decirte que los vibradores nacieron en 1880 de la mano del médico de origen británico, Joseph Mortimer, quien lo inventó para controlar terapéuticamente algo que para la fecha denominaban “histeria femenina”.

Pero no fue sino hasta 1902 que la Hamilton Beach lanzó al mercado el primer vibrador eléctrico y luego, otras compañías, comenzaron a comercializarlo como máquinas antiestrés.

En la actualidad, sabemos que los vibradores son juguetes sexuales que muy fácilmente podemos encontrar en cualquier tienda erótica o en línea.

Conoce los tipos de vibradores sexuales

 Para el momento que entres a la sex shop es importante que conozcas los tipos de vibradores que existen, así no será tan complicado elegir el que mejor te funcione según tus necesidades.

  • Mini vibradores o balas vibradoras. Generalmente no superar los 10 centímetros y suelen ser bastante discretos.
  • Dedales vibradores. Son los que se colocan en el dedo para la estimulación o la autoestimulación; también funcionan para hacer masajes.
  • Vibradores para pezones. Suelen ser pinzas enganchadas a unas balitas que estimulan la zona de los pezones.
  • Huevos vibradores. Tienen forma ovalada e incluyen un control remoto que normalmente es usado por la pareja.
  • Arnés vibrador. Vienen en diferentes modelos incluyendo dobles, con rotador, de distintos tamaños y materiales.
  • Vibradores penetrables. Está el clásico que es el de tamaño uniforme, la réplica de un pene real y los de punto G, que vienen con una curvatura en la punta.
  • Vibradores rotadores. Son los más completos porque son capaces de estimular varios puntos de la zona genital al mismo tiempo.
  • Anillos vibradores. Son aquellos que se utilizan para mantener la erección del pene por más tiempo y al incluir vibración, ayudan a la estimulación vaginal al momento de la penetración.

La lista es larga, pues los gustos sexuales son sumamente amplios. Lo importante es que te animes a probarlos y a escoger cuál o cuáles son tus preferidos.

¿Cómo usar correctamente el vibrador sexual?

 No se trata de prenderlo y ya.

Es importante saberlo usar y poder sacarle todo el provecho posible para sensaciones intensas y uno o varios orgasmos garantizados.

Por eso, vale la pena que tomes en cuenta algunos tips:

  • Para evitar lastimarse o lastimar a tu pareja, es recomendable el uso de lubricantes. También un intensificador es una buena opción.
  • La higiene es fundamental, por eso es importante lavarlo y aplicarle un antibacterial antes y después de usarlo para evitar infecciones.
  • Puede usarse para la estimulación tanto externa como interna, para lograr la excitación máxima antes de la penetración.

Si nunca has tenido un vibrador, lo mejor es que para empezar te decantes por algo mucho más estimulante, como los que se asemejan a un masajeador, para luego pasar a los rotadores y luego algún otro que te apetezca.

 Los tantos beneficios de los vibradores

 Los juguetes sexuales, especialmente los vibradores, cumplen un papel fundamental en la necesaria experimentación y son especialmente útiles para aquellas mujeres a las que les cuesta alcanzar el orgasmo.

Los vibradores, además de ser divertidos, promueven la autoexploración, contribuyen a relaciones sexuales más libres, avivan el deseo sexual y mejoran la interacción entre las parejas.

La masturbación con la ayuda de un vibrador es sinónimo de placer sexual garantizado. Y si tienes pareja esta herramienta es capaz de abrir un mundo de posibilidades y sensaciones maravillosas.