Con motivo de la inauguración del grado en Medicina impartido de manera conjunta entre la Universidad Pompeu Fabra y la Universidad Autónoma de Barcelona, Bonaventura Clotet, director de IrsiCaixa y jefe de la Unidad de VIH del Hospital Universitario Germans Trias i Pujol (Badalona), ha dado una ponencia sobre el estado actual de la investigación sobre el sida.

Durante la conferencia, Clotet hizo un repaso a la historia de la enfermedad, desde que fueron descritos los primeros casos en los años 20 hasta la actualidad, cuando la vacuna contra el sida está más cerca que nunca.

Hoy en día existe cerca de un 2% de la población infectada que es capaz de controlar la infección sin necesidad de tratamiento gracias a la expresión de unas proteínas inmunes que impiden la propagación del virus por su organismo.

El equipo de Clotet en HIVACAT ha creado una vacuna altamente efectiva en simios que permite una respuesta parecida a la de estas personas controladoras del sida y, además, estimula la actividad de las células NK (natural killers).

Según confirmó el experto, esta vacuna empezará a probarse en personas infectadas a partir del primer semestre del año 2016. De esta manera, aplicando unos fármacos que despierten las células dormidas debido al tratamiento farmacológico habitual, la estrategia de erradicación de la enfermedad queda completa.

La prevención sigue siendo la clave.

El virus de la inmunodeficiencia humana se ha llevado la vida de más de 72 millones de personas. Clotet puso énfasis en la necesidad de concienciar a la sociedad de los riesgos de contraer esta enfermedad y en las dificultades existentes a la hora de educar zonas con recursos económicos limitados.

“Cada día hay 6.000 nuevas infecciones por VIH en todo el mundo, y solo en Cataluña cada año aparecen 1.000 casos nuevos a pesar de tener todas las posibilidades de conocimiento y de prevención”. Con los nuevos avances, el objetivo actual es el de ser totalmente capaces de curar la enfermedad en el año 2020 y, “para el año 2030, acabar con el crecimiento de la epidemia”.

El tratamiento actual contra la infección por VIH deja las células infectadas en un estado latente, adormecidas. Si el tratamiento se interrumpe, estas células despiertan y vuelven a producir partículas víricas, que avanzan en el organismo y destruyen el sistema inmune. La estrategia de tratamiento (que no de prevención) que se está investigando y que está dando resultados favorables es aumentar la inmunidad específica contra el VIH mediante una vacuna terapéutica.

A continuación, despertar las células que estén infectadas y que, debido al tratamiento, se encontraban en fase de latencia. Gracias a la vacuna terapéutica, estas células serán reconocidas y atacadas por el sistema inmune.

Y, por último, para incrementar la eficiencia de la vacuna y evitar que el virus se escape de la inmunidad específica, se estimulan las células NK, que forman parte del sistema inmunitario no específico y que atacan a células infectadas o cancerosas.

Fuente: Jano.es

Por | 2016-10-30T14:26:09+00:00 06-12-2015|Sida|Sin comentarios

Deje su comentario

cinco − 1 =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest