Cuando las pruebas indican inmadurez pulmonar fetal a las 34 semanas de gestación o más, la administración de corticosteroides antenatales no reduce los problemas respiratorios en los recién nacidos, y el mejor enfoque es la espera controlada para prolongar la gestación lo máximo posible.

Esos son los resultados de un estudio publicado en edición de mayo de la revista Obstetrics & Gynecology.

“No sólo la administración de esteroides no parece generar beneficio cuando se administra en el último período de prematuridad y el inicio del período (de nacimiento) a término, sino que nuestros resultados sugieren que en verdad sería dañino”, dijo el equipo de la doctora Beena D. Kamath-Rayne, del Centro Médico del Hospital de Niños de Cincinnati, en Ohio.

El uso de corticosteroides prenatales para prevenir un trastorno respiratorio conocido como RDS, o enfermedad de la membrana hialina, en los prematuros nacidos antes de la semana 34 de gestación está ampliamente respaldado.

Pero el equipo de investigación señala que se sabe poco sobre las ventajas y desventajas del enfoque cuando hay riesgo de que el bebé nazca prematuramente pero luego de las 34 semanas de embarazo.

Para analizar este tema, los autores compararon los resultados de 362 neonatos nacidos entre la semana 34 y 38 de gestación tras una evaluación de maduración pulmonar fetal.

Las 184 mujeres con indicios de maduración pulmonar fetal dieron a luz en un promedio de 1,7 días.

En el grupo con indicadores de inmadurez pulmonar fetal, 102 bebés fueron tratados con corticosteroides prenatales y nacieron 3,4 días después en promedio, mientras que las otras 76 mujeres en este grupo fueron manejadas con espera controlada, sin esteroides y sus bebés nacieron tras un promedio de 10,9 días.

Las tasas de resultados respiratorios neonatales adversos fueron del 3,3 por ciento en el grupo con maduración pulmonar, del 9,8 por ciento en el grupo con inmadurez que recibió esteroides prenatales y apenas del 1,3 por ciento en aquellos bebés con inmadurez pulmonar manejada con espera controlada, hallaron los expertos.

El doctor Kamath-Rayne y sus colegas señalan que estos resultados coinciden con otros estudios recientes que muestran que el mayor beneficio de los corticosteroides antenatales se da en los neonatos nacidos entre las semanas 29 y 34 de gestación, y que es mucho menor en aquellos niños nacidos en los extremos de la prematuridad.

“Recomendamos que si el parto es indicado debido a una condición materna o fetal antes de la semana 39 de gestación, luego de una evaluación cuidadosa de los riesgos para la mamá y el feto, el embarazo debería manejarse sin la introducción de una posible morbilidad adicional por la administración de corticosteroides antenatales hasta que haya más evidencia disponible de ensayos controlados y al azar”, agregaron.

FUENTE: Obstetrics & Gynecology,  2012

Por | 2015-08-06T22:53:28+00:00 26-11-2012|Embarazo|Comentarios desactivados en Uso prenatal esteroides no beneficiaría a todos los bebés prematuros.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest