Esta prueba sería la primera de su tipo y puede reducir procedimientos invasivos en los casos de problemas cromosómicos, según un grupo de investigadores sudcoreanos.

El procedimiento se adelanta a la determinación confiable del sexo fetal mediante ultrasonografía.

Una investigación reciente sugiere que una prueba de sangre podría decir a las madres embarazadas cuál es el sexo de su bebé incluso en el primer trimestre.

Los investigadores ecolectaron muestras de sangre de más de 200 mujeres en el primer trimestre del embarazo, y concluyeron que varias proporciones de dos enzimas llamadas DYS14 y GAPDH en la sangre de una mujer embarazada indican si el bebé será niño o niña.

El estudio aparece en la edición de enero de la revista “FASEB Journal”, publicada por la Federación de Sociedades Americanas de Biología Experimental.

“En general, la determinación temprana del sexo fetal se ha llevado a cabo mediante procedimientos invasivos como el muestreo del villus coriónico o la amniocentesis”, señaló el doctor Hyun Mee Ryu, del departamento de obstetricia y ginecología del Hospital General de Cheil y del Centro de Atención de Salud de las Mujeres de la Facultad de Medicina de la Universidad de KwanDong, en Seúl.

“Sin embargo, estos procedimientos invasivos siguen conllevando un riesgo de aborto espontáneo de uno a dos por ciento, y no se pueden realizar hasta la semana 11 del embarazo. Además, la determinación confiable del sexo fetal mediante ultrasonografía no puede llevarse a cabo en el primer trimestre, debido a que el desarrollo de los genitales externos no está completo”, añadió el investigador en un comunicado de prensa de la revista.

“Por tanto, esto puede reducir la necesidad de procedimientos invasivos en las mujeres embarazadas que portan una anomalía cromosómica relacionada con el cromosoma X, y clarificar las lecturas no concluyentes de un ultrasonido“, explicó el investigador.

Se necesita más investigación antes de que estas pruebas estén disponibles en general, apuntaron los investigadores. Pero “este trabajo muestra que es posible predecir el sexo de un bebé incluso en las primeras semanas tras la concepción”, apuntó el doctor Gerald Weissmann, editor jefe de la “The FASEB Journal”.

“Ahora, los padres a veces reciben la información errónea sobre el sexo de su hijo no nacido. Esta prueba seguro resultará útil para resolver cualquier incertidumbre de las observaciones actuales con ultrasonido“, añadió.

Fuente: Health Day

Por | 2014-01-24T11:34:43+00:00 19-04-2012|Embarazo|Sin comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest