Las inflamaciones vaginales son uno de los motivos más frecuentes en la consulta ginecológica, y detrás no siempre hay una infección.

El uso de algunos regenerantes vaginales de origen natural, como el ácido hialurónico y la centella asiática son de gran ayuda para hidratar y reconstituir la zona íntima.

Además, existen probióticos vaginales que fortalecen y reequilibran la flora íntima de la mujer desde el interior.

¿Sabías qué?   por la Dra. Gema García Gálvez, experta de CET de TENA Lady

  • El verano es una época en la que el ecosistema vaginal se puede alterar con facilidad debido a una mayor sudoración y a los frecuentes baños en piscinas.
  • Durante el embarazo y  la menopausia, debido a los cambios hormonales que se suceden, el PH vaginal puede cambiar y esta zona se vuelve más vulnerable.
  • La situación de atrofia vaginal propia de la menopausia con una mucosa mucho más sensible y/o las pérdidas de orina exige un cuidado intimo especial.
  • Los jabones comunes pueden alterar el pH natural de la zona íntima y de este modo debilitar la protección natural del cuerpo.
  • La humedad y el pH ácido propios de la vagina son el entorno idóneo para infecciones como los hongos, especialmente en el embarazo. Por lo tanto lavados con manzanilla, solución de Bardana o árbol de té con pH ligeramente alcalino pueden proteger de esta común infección.
  • Las mucosas vaginales son más sensibles en la menopausia debido a la sequedad producida por la falta de estrógenos y la irritación de las pérdidas de orina.
  • La zona íntima es una de las partes más sensibles del cuerpo de la mujer, por lo que es fundamental mantener el equilibrio del pH que protege el microambiente vaginal frente a posibles infecciones. “La flora vaginal puede verse alterada entre otros por el estrés, los cambios hormonales (por ejemplo, en el embarazo y la menopausia), las pérdidas de orina o el uso de productos de higiene inadecuados”, explica la ginecóloga

Gema García Gálvez, experta de Centradaenti de TENA Lady. Las inflamaciones vaginales son una de las consultas ginecológicas más frecuentes, representando un 25%, es decir, 1 de cada 4 consultas, y detrás no siempre hay una infección.

Sin ser una patología grave afectan seriamente el bienestar de un gran número de mujeres, y además muchas sufren brotes repetidos en corto espacio de tiempo.

Uno de los motivos más frecuentes de consulta en urgencias ginecológicas es el aumento del flujo vaginal, picor vulvar y olor desagradable. “Muchas veces no existe infección como tal, sino una alteración del “ecosistema vaginal” que hay que cuidar a lo largo de la vida de la mujer.

Esta zona está definida por el grado de acidez del pH vaginal. Un pH vaginal normal, alrededor de 4.5, es clave para mantener una buena salud vaginal, sin embargo, durante el embarazo se hace más acido aún (pH 3,5) aumentado el riesgo de infecciones vaginales y urinarias. Con la menopausia el pH se vuelve más básico (6-7), y la falta de estrógenos propia de este periodo genera sequedad vaginal, lo que hace que las inflamaciones vaginales no infecciosas sean más frecuentes. Además, los jabones comunes pueden alterar el pH natural de la zona íntima y de este modo debilitar la protección natural”, indica la Dra. García Gálvez.

Si a todo esto le unimos las condiciones propias del verano, como los baños frecuentes y la sudoración, es más importante aún educar las mujeres para que tengan una correcta higiene íntima que proteja de agentes externos como el cloro de las piscinas que favorece la sequedad de la piel y picores.

La vaginitis por descenso de estrógenos propia de la menopausia afecta al 40% de las mujeres. Por ello, especialmente en la menopausia es de gran ayuda el uso de regenerantes vaginales naturales, indicados para hidratar y calmar la zona íntima como el ácido hialurónico y para regenerar las mucosas como la centella asiática. Además, existen probióticos vaginales (tampones o capsulas) que fortalecen y reequilibran la flora íntima de la mujer”, explica la doctora.

Por otra parte, “con el cambio de las hormonas se generan diversos cambios en el cuerpo de la mujer. Entre tros, aumenta el pH vaginal, la piel se vuelve más seca, y muy frecuentemente las mujeres padecen pérdidas de orina, lo que irrita esta zona”, señala Dra. García Gálvez.

Por esto, “al igual que utilizamos productos específicos para la hidratación de manos y cara, es importante que las mujeres usen los productos específicamente diseñados para las pérdidas de orina por su valor hipo alergénico, que les ayude a disminuir el riesgo a una reacción alérgica”, comenta la ginecóloga.

Toda la gama TENA Lady cuenta con la mejor micro tecnología: una absorción ultra- rápida que evita el riesgo de escapes y neutraliza el desarrollo de las bacterias de la orina y una capa superior tacto seda Silky Softness  que mejora la sensación de suavidad y ayudan a prevenir irritaciones.

Para más información www.centradaenti.es y www.tena.es

Por | 2013-07-14T16:07:10+00:00 21-06-2013|Ginecología|Comentarios desactivados en Una de cada cuatro visitas a la consulta del ginecólogo es por molestias vaginales.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest