Dicho regulador juega un importante papel en la formación de las células T, relevantes para desarrollar la función inmune del organismo.

Investigadores de la Universidad Estatal de Oregón y el Instituto de Tecnología de California, en Estados Unidos, han descubierto que un regulador genético clave para muchas funciones vitales también juega un importante papel en la formación de las células T, un tipo de leucocitos relevantes para desarrollar la función inmune.

Este descubrimiento, publicado hoy en Science, sugiere que este regulador podría ser una diana para el desarrollo de nuevas terapias para todo tipo de enfermedades relacionadas con las células T, como el VIH/sida, los desórdenes autoinmunes o las alergias. Además, otros aspectos de esta investigación podrían ser interesantes para que los científicos traten de reprogramar las células para que realicen funciones distintas, la base de la actual investigación en células madre.

El regulador genético en cuestión, o factor de transcripción, se denomina Ctip2, aunque también es conocido como Bcl11b. Se trata de una proteína que controla la expresión del gen, es decir, qué aspectos del código genético celular pueden activarse y cuáles quedarse silentes.

Control de la formación de tejidos.

Identificado en 2000, en los últimos años se ha descubierto que el Ctip2 es un regulador clave de la expresión de los genes, ya que controla la formación del tejido de órganos tan diversos como los dientes, las neuronas, las células de la piel y las células T.

Según explica Mark Leid, profesor y vicedecano de la Facultad de Farmacia de la Universidad Estatal de Oregón, “el Ctip2 es tan importantes para realizar varias funciones vitales que los ratones de laboratorio que carecen este gen mueren horas después de nacer”.

“El Ctip2 no se expresa en todas las células, pero juega papeles esenciales en varios órganos diferentes. El nuevo descubrimiento sobre la relación entre los eventos tempranos en la formación de células T puede ser de gran interés tanto para inmunólogos como para médicos de atención primaria”, aseveró.

Las células T son importantes jugadores en el sistema inmune ‘adaptativo’ o la habilidad de que un organismo para iniciar un ataque contra el invasor, combatirlo y después proporcionar al cuerpo una inmunidad total o parcial en el futuro.

El Ctip2 ayuda a regular el complicado proceso que termina en la creación de las células T. Dependiendo del nivel de desarrollo, puede dar lugar a células T sin formar o a diferentes tipos de células formadas, lo que puede ser interesante para los investigadores que están tratando de reprogramar células para que realicen funciones diferentes.

Según los investigadores, un aspecto destacable del Ctip2 es la diversidad de funciones importantes que parece realizar, pues el Ctip2 es esencial en la creación de los dientes, la formación de la piel y también de las células T. En todos estos tejidos y células, el Ctip2 está implicado en la diferenciación de un tipo de célula y otro, de células más maduras.

Los investigadores de Oregón han descubierto también que la cantidad de Ctip2 expresada por ciertas células cancerígenas está relacionada con la agresividad del tumor, que podría ser útil para el diagnóstico.

El Ctip2 parece ser un regulador muy importante para el desarrollo y la diferenciación de muchos tipos de células, según Leid, quien ve posible desarrollar fármacos que reduzcan, incrementen o modifiquen la actividad del Ctip2, unos medicamentos que podrían ser útiles en el tratamiento de ciertas enfermedades, como la leucemia o los cánceres de piel, concluyó.

Fuente: JANO.es · 2010

Por | 2014-06-08T14:26:45+00:00 01-12-2010|Sida|Comentarios desactivados en Un regulador genético podría abrir nuevas vías para luchar contra el VIH.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest