Tratamientos de fertilidad modernos 

Los tratamientos de fertilidad modernos cada día son más usados por las parejas, esto está dado porque las parejas esperan más para tener hijos.

Además, existen otras condiciones médicas tanto de hombres como de las mujeres que hacen necesario el uso de tratamientos de fertilidad para lograr ser padres.

Tratamientos de fertilidad

Los investigadores hallaron que el riesgo de complicaciones era bajo tanto para los «procedimientos autólogos» (en los que las mujeres usan sus propios óvulos) como para los procedimientos con óvulos de donantes.

A medida que aumenta el uso de la tecnología de reproducción asistida (TRA) en Estados Unidos, se han realizado esfuerzos para mejorar la seguridad de las pacientes.

Estas medidas de seguridad incluyen el uso de regímenes de medicamentos menos agresivos para estimular la ovulación.

Y la extracción de los óvulos antes de la ovulación ya no se realiza mediante una cirugía laparoscópica, sino mediante un procedimiento vaginal menos invasivo, según la información de respaldo del estudio.

Para tener una mejor comprensión de cómo estos cambios han mejorado las tasas de complicaciones por la TRA, los investigadores examinaron las estadísticas y las tendencias en las complicaciones reportadas por parte de las pacientes y las donantes implicadas en la tecnología de reproducción asistida con óvulos frescos (no congelados).

Los hallazgos aparecen en la revista Journal of the American Medical Association.

Tecnología de reproducción asistida

La revisión, que duró una década, dirigida por la Dra. Jennifer Kawwass de la Facultad de Medicina de la Universidad de Emory, en Atlanta, abarcó el periodo de 2000 a 2011.

Se basó en el sistema de vigilancia establecido por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU., indicaron los autores del estudio en un comunicado de prensa de la revista.

Los investigadores dijeron que las complicaciones reportadas tenían que estar directamente relacionadas con la tecnología de reproducción asistida y tener lugar en el plazo de 12 semanas tras el procedimiento.

Algunos posibles problemas eran: las infecciones, el sangrado, complicaciones relacionadas con la anestesia, la hospitalización y la muerte.

En casi 1.2 millones de ciclos de TRA en los que las mujeres usaron sus propios óvulos, las complicaciones de las pacientes que se reportaron más a menudo fueron el síndrome de hiperestimulación ovárica (el SHO, una reacción excesiva a la estimulación ovárica) y la hospitalización.

«El aumento de la concienciación sobre la complicación más habitual, el SHO, podría hacer que se realicen más estudios que caractericen los predictores de éste y otros eventos adversos para que se desarrollen métodos efectivos necesarios para reducir los casos de complicaciones», escribieron los autores del estudio.

Los investigadores indicaron que las tasas de todas las demás complicaciones de los tratamientos de fertilidad permanecieron por debajo de 10 por cada 10,000 ciclos.

Los autores del estudio dijeron que habían identificado 58 muertes asociadas con la TRA durante el periodo de estudio. 18 de estas muertes estuvieron relacionadas con la estimulación ovárica y las otras 40 se produjeron antes del parto.

En general, las tasas de mortalidad para las mujeres que dieron a luz a un bebé con vida tras una TRA variaron desde 14.2 por cada 100,000 en 2004 a 1.6 por cada 100,000 en 2008.

Fuente: HealthDay