Tócate. Auto examen de mama

La mama es un órgano cuyas enfermedades benignas y malignas pueden detectarse con la ayuda del auto examen periódico. Tócate es mi consejo para toda mujer ya que por aqui comienza el diagnostico precoz del cáncer de mama.

«Auto examen de Mama”

Mediante una técnica simple y sencilla.

Ya que esta al alcance de la vista y de la mano, con 5 minutos al mes son suficientes para realizarlo.

El éxito del tratamiento de los procesos malignos de la mama se basa en un diagnosticó precoz.

La mama, es un órgano glandular destinado a la lactancia, además es un órgano sexual secundario que tiene gran importancia en la estética de la mujer.

Como realizar el examen.

El auto examen de los pechos debería hacerse una vez al mes, en los días siguientes a la menstruación.

Los siguientes consejos pueden tener interés orientativo para aquella mujer que desee vigilarse periódicamente.

La inspección:

Consiste en observar el aspecto externo de los pechos. Se realiza mirando atentamente cada uno de los pechos en un espejo de la manera siguiente:

Primero, obsérvelos con los brazos caídos a lo largo del cuerpo.

Después, ponga las manos en la cintura y contraiga los músculos del pecho para resaltar posibles deformaciones o anomalías.

Finalmente, ponga las manos en la nuca y gire el busto ligeramente, hacia la derecha y hacia la izquierda.

Anomalías: Las anomalías más frecuentes son las siguientes:

  1. Cambios en la textura de la piel (pliegues, huecos, etc.). Eczema alrededor del pezón.
  2. Deformación de los pechos (diferentes el uno del otro en su forma y posición).
  3. Desvío o retracción del pezón.
  4. Derramamiento de secreciones sanguíneas por el pezón.
  5. Equimosis o mancha de color azul morado alrededor del pezón.

Si adviertes alguno de estos signos, consulte a su médico.

Ante una deformación de los pechos, un desvío o retracción del pezón o salida de sangre por o alrededor del pecho se debe consultar con el médico.

La palpación: Tócate

tocate

Permite descubrir posibles bultos o nódulos anormales en el pecho.

La palpación de los pechos con los pulpejos de los dedos permite descubrir bultos o nódulos extraños en las mamas.

Para realizar esta exploración es necesario que la mujer esté estirada cómodamente y utilice la parte blanda (el pulpejo) de los dedos. Es necesario conocer bien la estructura normal de los dos pechos para poder notar cualquier cosa extraña.

Ponga el brazo izquierdo detrás de la cabeza y explore el cuadrante interior superior. Hágalo de fuera para dentro, y desde el tórax y las costillas hacia el pezón. Examine el cuadrante interior inferior de la misma manera. Aproveche para palpar la zona que rodea el pezón.

Baje el brazo y colóquelo a lo largo de cuerpo para explorar el cuarto exterior inferior. Palpe hacia dentro y en dirección al pezón, desde las costillas y por fuera de la zona del pecho.

Continúe en la misma posición para explorar el cuadrante exterior superior del pecho. Palpe asta región hasta la axila.

Palpe la axila y la región sub. Clavicular para detectar la presencia de posibles bultos o nódulos.

Proceda de la misma manera para explorar el pecho derecho, con el brazo derecho colocado detrás de la cabeza y, posteriormente, con el brazo derecho estirado a lo largo del cuerpo.

Finalmente, apriete suavemente cada pezón y observe si se produce alguna secreción sanguinolenta o no.

Atención:

Además de la autoexploración mamaria, es aconsejable realizar una revisión ginecológica y mamaria una vez al año. De todos modos, será el médico quien indicará, en cada caso, la frecuencia con que conviene realizar estas revisiones.

Recordar que para que el Auto examen de los pechos sea eficaz, se recomienda:

  1. Hacerlo una vez cada mes.
  2. La época más adecuada es una semana después de la menstruación, ya que es cuando los pechos están más blandos.

Hacerlo en dos fases (inspección y palpación).

No deje de consultar su médico si tiene algún hallazgo anormal.

  • Cualquier nódulo o tumor con dolor o sin el.
  • Cualquier cambio en la conformación.
  • Cualquier hundimiento en la piel.
  • Cualquier anormalidad sobre la piel.
  • Cualquier secreción del pezón.
  • Cualquier retracción o hundimiento del pezón.
  • Cualquier nódulo en la axila o sub clavicular.

No lo esperes. Tócate sin miedo.