THS. Tratamiento Hormonal Sustitutivo

El Tratamiento Hormonal Sustitutivo (THS)posiblemente sea uno de los temas más discutido en la ginecología moderna.

THS

Es bien reconocido el riesgo de accidente cerebro vascular y cáncer que puede asociarse a este tipo de terapia en las mujeres con riesgos, pero aun en la práctica diaria vemos pacientes que la necesita por lo que en los casos que los beneficios superen los riesgos debe usarse bajo vigilancia médica y en aquella pacientes responsables que se mantienen en control con su médico.

La THS tiene muchos beneficios como:

  • Es muy efectiva en el tratamiento de los síntomas menopáusicos.
  • Disminuye los factores de riesgo cardiovascular y el reinfarto de miocardio.
  • Mejora la densidad mineral ósea (Osteopenia y Osteoporosis).
  • Evita la atrofia urogenital.
  • Recientes investigaciones plantea que la enfermedad de Alzheimer es menos frecuente en mujeres que usan THS, hecho que sugiere que el tratamiento hormonal disminuye el riesgo de padecer esta enfermedad.
  • Se ha demostrado una mejoría de los sofocos, de las alteraciones psicológicas y otros síntomas generales.
  • Finalmente hay que señalar que la THS protege contra el cáncer de colon.

Como se puede ver no todo son riesgos y la THS tiene muchos beneficios en el cuidado de la mujer.

Indicaciones del THS

Cuando vamos a decidir THS en toda mujer que lo necesite debemos individualizar cada caso y la paciente, debe conocer los beneficios y riesgos del tratamiento para que participe junto con su médico en la decisión de tratarse o no.

  • Pacientes sintomáticas durante un periodo menor a cinco años.
  • Pacientes con menopausia precoz.
  • Pacientes con ooforectomía bilateral.
  • Mujeres con enfermedad cardiaca coronaria o alto riesgo o padecerlo.
  • Pacientes con riesgo de osteoporosis y perdedora rápida o con osteoporosis establecida.

Contraindicaciones de THS

Debe valorarse e individualizarse en cada momento el binomio beneficio/riesgo.

Precauciones especiales y rigurosa valoración beneficio-riesgo.

  • Adenocarcinoma de endometrio.
  • Cáncer de mama.
  • Tromboembolismo activo venoso.
  • Lupus entematoso.
  • Melanoma.
  • Endometriosis.
  • Hemorragia uterina de causa desconocida.
  • Antecedentes de tromboflebitis o tromboembolismo espontáneo.
  • Síndrome de Dubin-Johnson, enfermedad del hígado que produce una elevación de las enzimas transaminasas, Hepatopatía activa grave o Enfermedad aguda del hígado.
  • Melanoma maligno de la piel.
  • Hipertensión arterial grave y afecciones vasculares cerebrales y de la retina del ojo.
  • Diabetes mellitus grave con lesiones de los vasos sanguíneos.

Angeliq. Drosperidona y Estradiol

Composición: Cada comprimido recubierto de color rojo medio contiene 1,0 mg de estradiol (como estradiol hemihidrato) y 2,0 mg de drospirenona.

Indicaciones: Terapia de reemplazo hormonal (TRH) para el tratamiento del síndrome climatérico en mujeres posmenopáusicas, incluyendo síntomas vasomotores (tales como oleadas de calor y crisis de sudoración), trastornos del sueño, estado de ánimo depresivo, nerviosismo y trastornos urogenitales por atrofia causados por una deficiente producción de estrógenos endógenos debido a la menopausia natural, hipogonadismo, castración o insuficiencia ovárica primaria en mujeres con útero intacto.
Prevención de la osteoporosis posmenopáusica.

Avaden. Estradiol y Gestodeno

Composición: Cada comprimido de color beige contiene 1,0 mg de estradiol (como estradiol hemihidrato). Cada comprimido de color azul contiene 1,0 mg de estradiol (como estradiol hemihidrato) y 25 mcg de gestodeno.

Indicaciones: Terapia de reemplazo hormonal (TRH) para el tratamiento de los signos y síntomas ocasionados por la deficiencia estrogénica asociada a la menopausia. Prevención de la osteoporosis posmenopáusica.

Progydona. Valerato de Estradiol

Composición: Cada gragea de color azul contiene 2.0 mg de valerato de estradiol.

Indicaciones: Terapia de reemplazo hormonal (TRH) para el tratamiento de los signos y síntomas ocasionados por la deficiencia estrogénica debida a la menopausia natural o a la menopausia inducida quirúrgicamente.
Prevención de la osteoporosis posmenopáusica.