Tecnología en el cuidado de la salud

La tecnología hoy influye en cada aspecto de la sociedad moderna. De hecho, no hay una industria por ahí que no se ha visto afectada por la revolución de alta tecnología.

Ya se trate de transporte, comunicación, seguridad, banca o asistencia sanitaria, todos dependen de la tecnología de una forma u otra.

Tecnologia

Pero en ninguna parte es este impacto ha sido más evidente que en el campo de la medicina y la asistencia sanitaria.

Los avances tecnológicos están revolucionando la forma en que la atención sanitaria se está dando.

Como influye la tecnología en la salud

La tecnología moderna ha cambiado la estructura y organización de todo el campo de la medicina.

Desde la adopción generalizada de los registros médicos electrónicos, hasta los avances en la ingeniería biomédica y la tecnología, la asistencia sanitaria moderna y sus métodos de entrega están cambiando a un ritmo cada vez mayor.

Pero, ¿qué impacto tendrán estos cambios en la medicina y el cuidado general?

Las Ventajas de la Innovación Tecnológica

Sin duda, la tecnología médica es indispensable para la salud de las personas y una mejor calidad de vida.

También contribuye miles de millones de dólares a la economía. Hay muchos beneficios que la tecnología innovadora trae a la mesa cuando se trata de la asistencia sanitaria.

Por ejemplo, la adopción generalizada de registros electrónicos ha resultado en ahorros significativos en los costos de atención médica y seguridad del paciente. En más y más instalaciones sanitarias, los archivos de pacientes se mantienen en bases de datos que se pueden acceder desde cualquier lugar de la instalación.

Esto no sólo es un ahorro de tiempo, sino que también da lugar a una mejor coordinación y gestión de los datos.

También es la innovación tecnológica la que ha abierto la puerta a procedimientos más no invasivos.

Diagnósticos

Los diagnósticos nunca han sido más fáciles y precisos, especialmente debido a los avances en áreas como la medicina nuclear.

Hoy en día, numerosos métodos de imagen permiten a los técnicos y médicos examinar la anatomía de un paciente sin necesidad de procedimientos invasivos para formar un diagnóstico.

La demanda de los técnicos y radiólogos de MRI también ha aumentado como resultado de los rápidos avances en la tecnología de imagen.

Cirugías mínimamente invasivas, especialmente dentro de las disciplinas de cirugía cardiovascular y torácica, también se han vuelto más comunes en los últimos años.

El desarrollo de mejores instrumentos y tecnología más avanzada ha permitido a los cirujanos realizar procedimientos de manera mínimamente invasiva que no era posible hace unos años.

El ultrasonido método no invasivo ha revolucionado el diagnostico en muchas especialidades como la obstetricia donde antiguamente todo era prácticamente a ciegas.

Pero la tecnología en el cuidado de la salud no se queda solo en las clínicas y hospitales ya va un poco más con la creación de equipos personales que ayudan en el cuidado de la salud.

El dispositivo HELO que puede monitorear información como electrocardiograma, frecuencia cardíaca, calidad del sueño, tensión arterial, frecuencia respiratoria, nivel de azúcar y alcohol en sangre etc, que podemos ver a través de una aplicación en nuestro móvil.

 El lado oscuro de la tecnología

La tecnología también puede traer peligros ocultos si no tienes cuidado. El Internet en particular es conocido por esto.

Aunque algunos no estarían de acuerdo, la corriente infinita de conocimientos médicos disponibles en línea no es necesariamente una buena cosa.

Sitios web de salud puede ser un gran recurso para vivir un estilo de vida saludable, pero nunca deben ser utilizados para reemplazar a su médico.

Demasiado veces un simple dolor puede ser malinterpretado como algo mucho más grave.

El autodiagnóstico es un camino peligroso. En el mejor de los casos, se asustó pensando que algo está seriamente mal cuando no lo es y viceversa.

En el peor de los casos, se diagnostican mal y causará serios daños a su salud y bienestar. Hay alguna razón que toma casi una década para convertirse en un médico.

Desafortunadamente el Internet proporciona una manera barata y “fácil” de evitar ir al doctor. A largo plazo, sin embargo, puede acabar costando mucho más de lo que esperaba.

Recommended Posts

No comment yet, add your voice below!


Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *