Un mal matrimonio aumenta el riesgo de un adulto mayor de sufrir problemas cardiacos, sobre todo en las mujeres, plantea un estudio reciente.

Matrimonio y Salud.

Los investigadores examinaron cinco años de datos de 1,200 hombres y mujeres estadounidenses casados, de 57 a 85 años de edad. Las personas con cónyuges que eran muy críticos o exigentes eran más propensas a contraer una enfermedad cardiaca que las que tenían unas parejas comprensivas, afirmaron los investigadores de la Universidad Estatal de Michigan.

También hallaron que el impacto nocivo sobre la salud cardiaca de un mal matrimonio aumentaba con la edad. Esto podría deberse a que el estrés relacionado con el matrimonio podría estimular una mayor cantidad de respuestas cardiovasculares más intensas, debido a los declives en la función inmunitaria y la fragilidad en aumento a medida que las personas envejecen, especularon los investigadores.

Las mujeres eran más propensas a sufrir de mala salud cardiaca debido a un mal matrimonio. Una explicación posible es que las mujeres tienden a internalizar los sentimientos negativos, haciendo que sea más probable que contraigan depresión y problemas cardiacos, según la investigadora líder, Hui Liu, profesora asociada de sociología.

Los investigadores también hallaron que la enfermedad cardiaca parece conducir a un declive en la calidad del matrimonio para las mujeres, pero no para los hombres. Ese hallazgo es coherente con la creencia común de que es más probable que las esposas provean respaldo y atención a sus esposos enfermos, mientras que los esposos son menos propensos a hacerlo por sus esposas, señalaron los autores del estudio.

“De esta forma, la mala salud de una esposa podría afectar la forma en que ella evalúa su calidad matrimonial, pero la mala salud del esposo no daña la opinión de él sobre el matrimonio”, explicó Liu en un comunicado de prensa de la universidad.

Liu añadió que los hallazgos, que aparecen en la edición en línea del 19 de noviembre de la revista Journal of Health and Social Behavior, demuestran la necesidad de consejería matrimonial y respaldo para las parejas de edad avanzada.

“La consejería matrimonial se enfoca sobre todo en las parejas más jóvenes. Pero estos resultados muestran que la calidad matrimonial es igual de importante a edades más avanzadas, incluso cuando una pareja ha estado casada 40 o 50 años”, afirmó.

El estudio fue financiado por el Instituto Nacional sobre el Envejecimiento, parte de los Institutos Nacionales de la Salud.

Fuente: HealthDay

Por | 2016-10-30T14:26:08+00:00 14-01-2016|Cuidados de Salud|Sin comentarios

Deje su comentario

1 × cinco =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest