Resequedad Vaginal

La resequedad vaginal es un síntoma común que experimentan las mujeres cuando pasan por la transición de la menopausia y posiblemente durante muchos años después, aunque mujeres de cualquier edad también pueden presentarla dificultándosele la actividad sexual.

Sin embargo, la sequedad vaginal puede ocurrir a cualquier edad por varias razones.

La sequedad vaginal es el resultado de la disminución de los niveles de estrógeno.

El estrógeno es la hormona femenina que mantiene el revestimiento de la vagina lubricada, gruesa y elástica.

La falta de humedad vaginal puede no ser un gran problema para algunas mujeres, pero puede tener un gran impacto en la vida sexual de una mujer al causar dolor e incomodidad durante el coito.

Afortunadamente, existen varios tratamientos diferentes disponibles para aliviar los síntomas de sequedad vaginal.

resequedad vaginal

Causas de la sequedad vaginal

La sequedad vaginal es un síntoma común de la menopausia.

La sequedad vaginal es más a menudo debido a una caída en los niveles de estrógeno. Los niveles de estrógeno comienzan a disminuir a medida que se acerca la menopausia.

Los ovarios producen estrógeno que controla el desarrollo de las características del cuerpo femenino, como los senos y la forma del cuerpo.

El estrógeno también juega un papel importante en el ciclo menstrual y el embarazo.

Por lo general, el estrógeno mantiene los tejidos que recubren la vagina gruesos, hidratados y saludables.

A medida que los niveles disminuyen, las mujeres notan que el revestimiento de sus vaginas se vuelve más delgado, más seco, menos elástico y de color rosado claro a azul.

Estos cambios son conocidos como atrofia vaginal.

Los niveles de estrógeno también pueden disminuir por razones distintas a la menopausia, tales como:

  • Durante el embarazo y la lactancia
  • Tratamientos para el cáncer, incluyendo quimioterapia y radiación.
  • En la «menopausia quirúrgica», cuando los ovarios se extirpan quirúrgicamente por cualquier motivo
  • Medicamentos antiestrogénicos utilizados para el cáncer de mama o la endometriosis, como Lupron o Zoladex

Otras causas de sequedad vaginal pueden incluir:

Síndrome de Sjogren.

Este es un trastorno autoinmune complejo que involucra la inflamación de las glándulas salivales y lagrimales. Los tejidos que recubren la vagina también pueden inflamarse, lo que conduce a la sequedad vaginal.

Antihistamínicos.

Estos medicamentos, como la difenhidramina, se usan para los síntomas del resfriado y la alergia y para secar las secreciones. Los efectos secundarios pueden incluir sequedad vaginal y problemas para orinar.

Antidepresivos.

Algunos antidepresivos vienen con efectos secundarios sexuales, como sequedad vaginal, disminución de la libido y dificultad para alcanzar el orgasmo.

Las mujeres que fuman pasan por la menopausia antes que otras que no lo hacen, por lo que la sequedad vaginal puede ocurrir en una edad más temprana en este grupo.

La resequedad vaginal se considera un indicador del trastorno de la excitación sexual, la sequedad vaginal también puede deberse a una excitación y estimulación insuficientes.

La irritación causada por las cremas anticonceptivas y las espumas también puede causar sequedad, al igual que el miedo y la ansiedad sobre la intimidad sexual.

Relación con la menopausia

La sequedad vaginal está relacionada con la menopausia debido a la caída en los niveles de estrógeno que viene con este último.

La investigación sugiere que aproximadamente el 20 por ciento de las mujeres en la perimenopausia y en la posmenopausia buscan tratamiento para la sequedad vaginal.

Sin embargo, se cree que el número real de personas que experimentan los síntomas es más cercano al 40-50 por ciento en general.

La atrofia vaginal y la sequedad vaginal pueden causar dolor e incomodidad durante las relaciones sexuales y aumentar la posibilidad de infecciones vaginales.

La disminución de los niveles de estrógeno también adelgaza el revestimiento del tracto urinario, lo que puede resultar en micción más frecuente e infecciones del tracto urinario. Estos síntomas se conocen como síndrome genitourinario de la menopausia.

Las mujeres también pueden notar sangrado después del sexo o ardor y picazón vaginal. Estos síntomas ciertamente pueden afectar la forma en que una mujer disfruta del sexo y cómo se siente consigo misma.

Por supuesto, cada mujer que pasa por la menopausia experimentará los síntomas de manera diferente, y estos tendrán diferentes grados de severidad.

No hay dos mujeres que tengan la misma experiencia.

Síntomas de la resequedad vaginal

Los síntomas comúnmente asociados con atrofia vaginal y sequedad vaginal incluyen picazón vaginal, ardor e irritación.

Estos cambios vaginales hacen que sea más fácil que ocurran infecciones.

Como se mencionó, la disminución de los niveles de estrógeno durante la perimenopausia reduce la cantidad de secreciones vaginales naturales.

La caída de los niveles de estrógeno también puede resultar en un estrechamiento de la abertura vaginal y un estrechamiento de la vagina en sí.

El dolor durante las relaciones sexuales se asocia con estos cambios y se conoce como dispareunia.

Diagnóstico

Cualquier cambio en la salud vaginal vale la pena llamar al médico, incluyendo cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Ardor vaginal
  • Comezón
  • Sequedad
  • Dolor en el coito
  • Irritación

Un examen pélvico ayudará al médico a detectar cambios en las paredes vaginales y descartar otras causas de malestar, como una infección.

Se toman muestras de células o flujo vaginal para detectar infecciones.

No existe una prueba única para diagnosticar la atrofia vaginal y la resequedad vaginal, y los médicos generalmente usarán los síntomas para diagnosticar.

Puede ser vergonzoso e incómodo discutir tales detalles personales, pero los médicos están acostumbrados a tener este tipo de conversaciones.

Tratamiento

Hay muchas opciones de tratamiento disponibles para la sequedad vaginal.

Crema u óvulos de estrógeno

Un tratamiento común de la sequedad vaginal causada por niveles bajos de estrógeno es la terapia tópica de estrógeno. Esto significa medicamentos que se aplican directamente en el área vaginal para aliviar los síntomas.

Este método implica una absorción mucho menor de estrógeno en comparación con el estrógeno tomado como una píldora. Como tal, estos medicamentos se consideran un riesgo bastante bajo.

La investigación ha demostrado que la crema de estrógeno es un tratamiento eficaz y bien tolerado para la atrofia y sequedad vaginal en comparación con un placebo.

La investigación que analiza los efectos a largo plazo del estrógeno tópico actualmente no existe. Sin embargo, estos métodos se consideran seguros, especialmente cuando se comparan con la terapia de reemplazo hormonal tradicional.

Las mujeres con antecedentes de cáncer de mama o que estén embarazadas o en periodo de lactancia deben hablar con su médico sobre la seguridad de la terapia con estrógenos tópicos.

Tratamientos no Hormonales

También hay tratamientos de venta libre que pueden ayudar con la sequedad vaginal.

Los lubricantes se usan en el momento de la relación sexual para aumentar la humedad y hacer que el sexo sea menos doloroso.

Se recomiendan lubricantes a base de agua en lugar de lubricantes a base de aceite, ya que los a base de aceite pueden provocar irritación y rotura del condón.

Se pueden usar cremas hidratantes vaginales todos los días a cada par de días para ayudar a mantener la humedad natural de la vagina.

Comer nueces y semillas puede mejorar los sofocos y la sequedad vaginal.

Tener relaciones sexuales con regularidad puede ayudar con la sequedad vaginal, ya sea solo o con un compañero.

El flujo de sangre a los tejidos vaginales aumenta cuando la mujer está excitada, y esto ayuda a estimular la producción de humedad.

Los juegos previos adecuados y la excitación antes del sexo ayudarán con la sequedad vaginal y harán que el sexo sea más placentero.

Productos de higiene

Muchos productos corporales y productos de higiene personal contienen fragancias y tintes que pueden irritar o resecar el tejido vaginal.

La vagina contiene un delicado equilibrio de bacterias buenas y es autolimpiante. No es necesario lavarse las manos o usar jabones aromáticos alrededor del área vaginal sensible.

Alimentos que contienen fitoestrógenos

Los fitoestrógenos son compuestos que actúan de manera similar a los estrógenos en el cuerpo. Se encuentran en alimentos de origen vegetal, como la soya, las nueces, las semillas y el tofu.

La investigación sugiere que los fitoestrógenos se asocian con una mejora modesta en la sequedad vaginal y los sofocos.

Ropa interior

La ropa interior hecha de materiales sintéticos puede ser pegajosa, empeorar la irritación vaginal y puede restringir el movimiento del aire.

Las mujeres deben elegir la ropa interior de algodón, que promueve un buen flujo de aire y permite que la vagina «respire».

Conclusiones

La sequedad vaginal es un síntoma común entre las mujeres que pasan por la transición de la menopausia y después.

No deje de consultar a su médico

La resequedad vaginal es una molestia que pueden presentar las mujeres de cualquier edad durante el acto sexual que lo hace molesto y doloroso.

La vagina seca es más propensa que se produzcan escoriaciones por lo que se hace más propenso que se contagien enfermedades de transmisión sexual como el VIH

Si bien la resequedad vaginal no se asocia con consecuencias significativas para la salud, puede ser una fuente de malestar.

El tratamiento con crema de estrógeno tópico es un método de tratamiento de bajo riesgo.

Existen otros tratamientos como los humectantes vaginales y los lubricantes utilizados durante la actividad sexual.