Dieta cetogénica

Dieta cetogénica es una dieta baja en carbohidratos (como la dieta Atkins).

La idea es que usted obtenga más calorías de las proteínas y grasas y menos de los carbohidratos.

Reduce la mayoría de los carbohidratos que son fáciles de digerir, como el azúcar, los refrescos, los pasteles y el pan blanco.

Dieta cetogenica

Cómo funciona la Dieta cetogénica

Cuando consume menos de 50 gramos de carbohidratos al día, finalmente su cuerpo se queda sin combustible (azúcar en la sangre) que puede usar rápidamente.

Esto suele tardar de 3 a 4 días.

Luego, comenzará a descomponer proteínas y grasas para obtener energía, lo que puede hacer que pierda peso.

Esto se llama cetosis.

Beneficios de la dieta cetogénica

Pérdida de peso

Una dieta cetogénica puede ayudarlo a perder más peso en los primeros 3 a 6 meses que otras dietas.

Esto puede deberse a que se necesitan más calorías para convertir la grasa en energía que para convertir los carbohidratos en energía.

También es posible que una dieta alta en grasas y proteínas te satisfaga más, por lo que comes menos, pero eso aún no se ha demostrado.

Ayuda a prevenir el cáncer

La insulina es una hormona que le permite a su cuerpo usar o almacenar azúcar como combustible.

Las dietas cetogénicas te hacen quemar rápidamente este combustible, por lo que no necesitas almacenarlo.

Esto significa que su cuerpo necesita, y produce, menos insulina.

Esos niveles más bajos pueden ayudarlo a protegerse contra algunos tipos de cáncer o incluso a retardar el crecimiento de las células cancerosas.

Sin embargo, se necesita más investigación sobre esto.

Protege contra las enfermedad del corazón

Parece extraño que una dieta que requiera más grasa pueda aumentar el colesterol bueno y reducir el colesterol malo, pero las dietas cetogénicas están relacionadas con eso.

Puede deberse a que los niveles más bajos de insulina que resultan de estas dietas pueden impedir que su cuerpo produzca más colesterol.

Eso significa que es menos probable que tenga presión arterial alta, arterias endurecidas, insuficiencia cardíaca y otras afecciones cardíacas.

Mejora la acné

Los carbohidratos se han relacionado con esta condición de la piel, por lo que reducirlos puede ayudar.

Y la disminución de la insulina que puede provocar una dieta cetogénica también puede ayudar a detener los brotes de acné (la insulina puede hacer que su cuerpo produzca otras hormonas que provocan brotes).

Ayuda a controla la diabetes

Las dietas bajas en carbohidratos parecen ayudar a mantener el azúcar en la sangre más bajo y más predecible que otras dietas.

Pero cuando su cuerpo quema grasa para obtener energía, produce compuestos llamados cetonas.

Si tiene diabetes, particularmente el tipo 1, demasiadas cetonas en su sangre pueden enfermarlo.

Por lo tanto, es muy importante trabajar con su médico en cualquier cambio en su dieta.

Efecto sobre el sistema nervioso

Las dietas cetogénicas han ayudado a controlar las convulsiones causadas por esta condición desde la década de 1920.

Pero, nuevamente, es importante trabajar con su médico para averiguar qué es lo correcto para usted o para su hijo.

No solo la epilepsia,  otros pueden trastornos pueden ser ayudados por una dieta cetogénica, como la enfermedad de Alzheimer, la enfermedad de Parkinson y los trastornos del sueño.

Los científicos no están seguros de por qué, pero puede ser que las cetonas que produce su cuerpo cuando descompone la grasa para obtener energía ayuden a proteger las células cerebrales de los daños.

Sindrome de Ovario poliquistico

Esto es cuando los ovarios de una mujer se vuelven más grandes de lo que deberían ser y se forman pequeños sacos llenos de líquido alrededor de los óvulos.

Altos niveles de insulina pueden causarla.

Las dietas cetogénicas, que reducen tanto la cantidad de insulina que usted produce como la cantidad que necesita, pueden ayudar a tratar el Síndrome de ovario poliquistico, junto con otros cambios en el estilo de vida, como el ejercicio y la pérdida de peso.

Mas resistencia con el ejercicio

La dieta cetogénica puede ayudar a los atletas de resistencia (corredores y ciclistas, por ejemplo) cuando entrenan.

Con el tiempo, ayuda a su relación músculo-grasa y aumenta la cantidad de oxígeno que su cuerpo puede usar cuando está trabajando duro.

Pero si bien puede ayudar en el entrenamiento, puede no funcionar tan bien como otras dietas para un rendimiento óptimo.

Efectos secundarios

Los más comunes no suelen ser graves: puede tener estreñimiento, un nivel bajo de azúcar en la sangre o indigestión.

Con mucha menos frecuencia, las dietas bajas en carbohidratos pueden provocar cálculos renales o niveles altos de ácido en su cuerpo (acidosis).

Dieta cetogénica pero con cuidado

Cuando su cuerpo quema sus reservas de grasa, puede dañar sus riñones.

Cuando su cuerpo quema sus reservas de grasa, puede dañar sus riñones.

Y comenzar una dieta cetogénica (o volver a una dieta normal después) puede ser complicado si es obeso debido a otros problemas de salud que puede tener, como diabetes, una afección cardíaca o presión arterial alta.

Si tiene alguna de estas afecciones, haga cambios en la dieta lentamente y solo con la orientación de su médico.