Visita nuestra tienda online con envío gratis a todo Estados Unidos
Linea de atención: +1 (786) 614-6757
El Orgasmo Femenino da a la mujeres una gran sensación de placer y plenitud sexual, que debes conocer para poder lograr llegar al orgasmo

Indice

Una buena relación sexual que culmina con el orgasmo, desencadena en las mujeres una gran sensación de goce, placidez y relajación; también promueve tónicos saludables: ejercitarlos músculos de la vagina y la actividad muscular en general.

La anorgasmia es la ausencia del orgasmo en la mujer y es una de las fallas más frecuente que se presenta.

Orgasmo Femenino

Frigidez

Antes de la década del 70, a las mujeres que tenían tales trastornos, se les llamaba frígidas.

Este término sólo se utiliza actualmente para referirse a aquellas mujeres –casos realmente raros–que no tienen apetito sexual alguno, no sienten en lo absoluto deseos de contactos sexuales con nadie ni logran excitación ante los estímulos eróticos.

Es muy frecuente que las mujeres gusten de la compañía amorosa de su pareja, disfruten de las caricias y juegos sexuales, pero que, durante el coito, no alcancen el clímax de la sensación placentera del orgasmo.

Clasificación

Anorgasmia Primaria. 

Se refiere a las mujeres que nunca ha logrado el orgasmo, con ninguna de las parejas sexual.

Anorgasmia Secundaria. 

Para aquellas que los han tenido pero que, por etapas o con frecuencia, no logran alcanzarlo.

Orgasmo

Ahora bien, diferentes mujeres experimentan distintas sensaciones, intensidad y duración en el orgasmo; esto debido a que se trata de un reflejo; y todos los reflejos tienen una gama y distribución de sus umbrales.

Los umbrales, en particular los del orgasmo, pueden ser modificados por diversos factores, entre ellos, la inhibición psicológica, las drogas y los estados emocionales.

Entonces, cuando hablamos de la dificultad para llegar al orgasmo, hay que hacer una distinción clara entre las mujeres que carecen totalmente de respuesta sexual, de las mujeres que tienen capacidad de respuesta y que gozan de la sexualidad, pero que experimentan una dificultad variable para alcanzar el orgasmo.

En ambos casos, si no existe una causa médica, fisiológica o farmacológica para esta situación, es conveniente consultar a un psicólogo o psiquiatra especialista en sexualidad, ya que probablemente esa mujer se encuentra inhibida y requiere tratamiento.

Es importante mencionar que la mujer puede aprender a sentir orgasmos.

Obtenerlo es el primer o es un proceso que requiere de autoconocimiento.

Hombre vs Mujer

A diferencia de los hombres, las mujeres empiezan a experimentar su sexualidad mucho después.

Esto dificulta en muchos casos la obtención del orgasmo.

Para una mujer puede ser esencial descubrir el placer por sí misma, y así luego, trasladar este conocimiento a la pareja.

Pero para eso, previamente, uno debe conocer y saber cómo funciona su cuerpo.

También es importante recordar que muchas mujeres necesitan que el clítoris sea estimulado directamente para poder llegar al orgasmo.

En muchos casos, durante la penetración vaginal, el clítoris no recibe la necesaria estimulación, por eso se debe recurrir a la estimulación manual, oral u otras posiciones que proporcionen estimulación directa.

Orgasmo en la Menopausia

A medida que te acercas a la menopausia, es posible que empieces a preocuparte de que tu vida sexual esté a punto de cambiar, y no para mejor.

Muchas mujeres tienen más dificultades para alcanzar el clímax una vez que comienza la transición menopáusica.

También es común tener menos interés en el sexo en general, por lo que podría dejar de priorizar el sexo o hacer tiempo para ello en absoluto.

Como si fuera poco en esta etapa existen ideas anticuadas y completamente inexactas sobre la sexualidad.

Los orgasmos y el gran sexo todavía son absolutamente posibles, a través de la menopausia y más allá.

La menopausia, por supuesto, marca el fin de los años fértiles y la transición a la mediana edad y la edad adulta mayor. Para algunos, este cambio podría sugerir el fin del disfrute sexual.

Pero realmente no es así la mujer en esta etapa de la vida pude seguir disfrutando su sexualidad y por ende llegar a tener grandes orgasmos.

El sexo y el placer sexual continua en la edad media y mayor es típico, saludable y absolutamente posible llegar al clímax.

Realmente quieres llegar al orgasmo, pero, por cualquier razón, parece que no puedes llegar allí.

Esto puede sentirse tan desalentador que, eventualmente, podrías decidir que no tiene sentido tratar de rendirte por completo.

Pero eso no lo puedes permitir solo trata de aceptar los cambios en tu vida y disfruta tú sexualidad ya sea sola o en pareja.

Orgasmo anal

Un orgasmo anal es el orgasmo que se logra a través de la estimulación anal.

Estamos hablando de tocar, lamer, digitar, penetrar y más. Si se siente bien, ¡todo vale!

La penetración anal estimula indirectamente el punto A en la vagina, o fórnix anterior que se encuentra en lo profundo de la vagina, alrededor de 5 o 6 pulgadas del fondo vaginal.

Es un área llena de terminaciones nerviosas cargadas eróticamente que tienen la capacidad de ponerte muy húmeda, rápidamente.

Se siente como intensas olas de placer que comienzan profundamente dentro de su cuerpo e irradian a través del resto de su cuerpo.

Puedes sentir alguna molestia o dolor al ser penetrada analmente y es normal a medida que se adapta tu ano a la penetración. No debe causar dolor intenso.

Así que ya lo sabes existe el orgasmo anal y es algo que puedes experimentar durante tus relaciones sexuales.

¿Qué causa pueden hacer que no llegues al orgasmo?

Puede ser difícil determinar la causa por la que no llegas al orgasmo. Las mujeres pueden tener dificultades para alcanzar el orgasmo debido a factores físicos, emocionales o psicológicos.

  • Edad avanzada
  • Afecciones médicas, como diabetes
  • Antecedentes de cirugías ginecológicas, como una histerectomía
  • El uso de ciertos medicamentos, particularmente inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) para la depresión
  • Creencias culturales o religiosas
  • Timidez
  • Culpa por disfrutar de la actividad sexual
  • Antecedentes de abuso sexual
  • Afecciones de salud mental, como depresión o ansiedad
  • Estrés
  • Baja autoestima
  • Problemas de relación, como conflictos no resueltos o falta de confianza

A veces, una combinación de estos factores puede dificultar el logro de un orgasmo. La incapacidad para llegar al orgasmo puede llevar a la angustia, lo que puede hacer que sea aún más difícil alcanzar el orgasmo en el futuro. Muchas mujeres no saben como se siente un orgasmo y esto puede hacer posible que piense que no lo siente.

¿Qué hacer si no logras tener orgasmos?

Aumentar la estimulación del clítoris durante la masturbación y las relaciones sexuales

El clítoris es donde se concentra la mayor sensibilidad en la mujer saberlo estimular puede hacer que logres orgasmo, muchas veces el no estimularlo correctamente durante el coito puede hacer que no sientas orgasmos durante la penetración, explóralo durante la masturbación a solas y podrás recuperar el placer.

Tratar cualquier afección médica subyacente

Muchas enfermedades medicas pueden dificultar el tener placer durante el sexo, tratar y controlar estas enfermedades pueden ayudarte a recuperar tus sensaciones placenteras.

Cambiar los medicamentos antidepresivos

Si tomas antidepresivos o cualquier medicamento que pudiera dificultar que llegues al orgasmo puedes solicitar a tu médico que lo cambie.

Terapia sexual o consejería de parejas

Un buen coach sexual lo ayudará a usted a conocerse mejor sexualmente, la terapia sexual en pareja puede ayudarla a resolver cualquier desacuerdo o conflicto que pueda tener. Esto puede resolver los problemas que están ocurriendo tanto en la relación como en el dormitorio.

Terapia hormonal

El estrógeno puede ayudar a aumentar el deseo sexual o la cantidad de flujo sanguíneo a los genitales para una mayor sensibilidad.

La terapia hormonal con estrógeno puede implicar tomar una píldora, usar un parche o aplicar un gel en los genitales.

La terapia con testosterona es otra opción. Sin embargo, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) no lo ha aprobado para tratar la disfunción orgásmica en las mujeres.

Suplementos nutricionales

Los suplementos pueden ayudar a las mujeres con disfunción orgásmica. Los aceites de excitación, como Zestra, calientan el clítoris y aumentan la estimulación. Estos aceites pueden ser beneficiosos para usar durante las relaciones sexuales y la masturbación.

Asegúrese de hablar con su médico antes de usar cualquier producto o medicamento de venta libre. Pueden causar una reacción alérgica o interferir con otros medicamentos que esté tomando.

Orgasmos Espontáneos

Aunque no lo creas hay mujeres que experimentan orgasmos espontáneos que ocurren sin ninguna estimulación sexual.

Pueden presentarse como un orgasmo corto y aislado o dar lugar a un flujo continuo de orgasmos separados que sigue y sigue.

Aunque pueden parecer salidos de la nada, los investigadores han identificado algunos factores subyacentes que pueden desencadenar esta respuesta corporal.

Mientras que algunas personas pueden encontrarlos placenteros, para otros son completamente no deseados y una fuente de angustia.

En muchos casos, las sensaciones llegan en momentos inoportunos o inapropiados. Esto puede afectar gravemente la capacidad de una persona para dormir o completar las tareas cotidianas.

Algunas personas también han informado que tener un orgasmo espontáneo causa dolor físico y les impide disfrutar del sexo con una pareja.

La causa exacta que lo produce no siempre está clara, pero los investigadores han identificado algunos factores subyacentes que pueden desencadenar esta respuesta corporal.

Orgasmos inconscientes

Los orgasmos inconscientes también se conocen como orgasmos nocturnos o del sueño, mejor conocido como sueños húmedos.

Puede tener un orgasmo nocturnos sin eyaculación, mientras que un sueño húmedo solo ocurre si experimenta secreciones genitales involuntarias mientras duerme.

Aunque estos sueños húmedos son mas frecuentes en hombres pueden suceder también en mujeres.

Durante el sueño REM, el flujo sanguíneo a los genitales aumenta, tal como lo haría con la excitación consciente.

Esto puede resultar en una erección o vulva hinchada, lo que puede conducir al orgasmo, con o sin eyaculación o lubricación vaginal.

Orgasmos durante el Ejercicio

Los orgasmos inducidos por el ejercicio son mucho mas frecuente de lo que puedes imaginar, y no debes sentir ninguna pena si te ocurren.

Los siguientes ejercicios se asociaron más con el orgasmo espontáneo:

  • Ejercicios abdominales
  • Montar bicicleta
  • Levantamiento de pesas
  • Cuerdas o postes de escalada

En cuanto al equipo de gimnasio, la silla del capitán se asoció con mayor frecuencia con orgasmos y sentimientos de placer sexual.

La silla del capitán es la que tiene los brazos acolchados y el soporte de la espalda que permite que sus piernas cuelguen libremente para que pueda levantar las rodillas hasta el pecho.

Compartir:
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Dr. Victor Pagé
Dr. Victor Pagé

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos artículos
Categorías
Recibe nuestras novedades
Suscribete a nuestro Newsletter

Recibirás artículos para la mujer todas las semanas GRATIS

Lo Último
Últimos artículos