¿Qué es el Glutatión?

El Glutatión es un antioxidante que ayuda a proteger las células de los radicales libres y los peróxidos.

La acción antioxidante que ofrece el Glutatión es esencial para proteger el cerebro, los ojos, los oídos, el corazón, los pulmones, el hígado, los riñones y la piel y muchos más órganos del estrés oxidativo y la exposición a toxinas externas.

Glutation

El Glutatión no es un nutriente esencial, ya que puede ser sintetizado a partir de los aminoácidos L-cisteína, ácido L-glutámico y glicina.

Elsulfhidrilo (tiol), grupo (SH) de la cisteína, sirve como donador de electrones y es responsable de la actividad biológica del glutatión.

La prestación de este aminoácido es el factor limitante en la síntesis de glutatión en las células porque la cisteína es rara en los productos alimenticios.

Por otra parte, si se libera, como el aminoácido libre, la cisteína es tóxica y de manera espontánea cataboliza en el tracto gastrointestinal y el plasma de la sangre.

El Glutatión tiene múltiples funciones:

  1. Es el mayor antioxidante endógeno producido por las células, participando directamente en la neutralización de radicales libres y compuestos de oxígeno reactivo, así como el mantenimiento de los antioxidantes exógenos, como las vitaminas C y E en sus formas reducidas (activas).
  2. A través de la conjugación directa, desintoxica muchos xenobióticos (compuestos extraños) y los agentes carcinógenos, tanto orgánicos como inorgánicos.
  3. Es esencial en el sistema inmunológico para ejercer todo su potencial, por ejemplo, la modulación de la presentación de antígenos a los linfocitos, lo que influye en la producción de citoquinas y el tipo de respuesta (celular o humoral) que se desarrolla, aumentar la proliferación de los linfocitos, lo que aumenta la magnitud de la respuesta, aumentar la actividad de eliminación de las células T citotóxicas y las células NK, y la regulación de la apoptosis, manteniendo así el control de la respuesta inmune.
  4. Desempeña un papel fundamental en numerosas reacciones metabólicas y bioquímicas como la síntesis y reparación del ADN, la síntesis de proteínas, la síntesis de prostaglandinas, el transporte de aminoácidos y la activación de la enzima. Por lo tanto, todos los sistemas del cuerpo pueden ser afectados por el estado del sistema de glutatión, especialmente el sistema inmunitario, el sistema nervioso, el sistema gastrointestinal y los pulmones.

Por ende podemos deducir que cuando los niveles bajan el organismo se debilita.

  • Sistema inmunológico debilitado.
  • Envejecimiento acelerado.
  • Aumento de la inflamación celular.
  • Mayor dolor en las articulaciones y los Músculos.
  • Aumento de la fatiga.
  • Reducción del rendimiento atlético.
  • Lenta recuperación del ejercicio.
  • Menor concentración y claridad mental.
  • Acumulación de toxinas.
  • Mayor vulnerabilidad a más de 70 enfermedades.

El Glutatión es el más poderoso antioxidante, y la clave para luchar contras las enfermedades que usted más teme.