El Puerperio.

Puerperio es el período de tiempo desde el parto hasta que regresan todas las transformaciones de orden anatómico y funcional, que se produjeron en el embarazo, que tiene como fin restituir estas modificaciones a su estado pregravido, tiene una duración de 42 días aproximadamente.

Este tiempo de recuperación es llamado familiarmente cuarentena.

Este periodo requiere de uno cuidados y vigilancia especiales, por otro lado hay circunstancias, que son normales y la mujer debe saber conocer.

Es normal que en los próximos días al parto la puérpera se encuentre cansada y débil, por dos motivos principalmente:

  1. El cuerpo ha sido sometido a un esfuerzo durante el proceso del parto.
  2. El stress que ocasiona los cuidados del bebe y la inquietud en todo momento, de no saber con certeza, si esos cuidados son satisfecho en su totalidad.

Por otro lado la recién estrenada mama, recibe mucha, variada, y contradictoria información, por parte de amigos, familiares y profesionales que le hacen encontrarse en un constante mar de dudas.

CUIDADOS:

Es de gran importancia algunas recomendaciones:

1ro. Levantarte de la cama, en cuanto puedas, alternado algunos paseos con el descanso, eso facilitará:

  1. El normal funcionamiento de la vejiga y la pronta eliminación de líquidos acumulados en el espacio intercelular durante el embarazo (edemas).
  2. Agilizará el transito intestinal.
  3. Evitara la formación de trombos por dificultad en el torrente sanguíneo por reposo prolongado.
  4. Eliminará la posibilidad de riesgo de flebitis.

2do Eliminación de heces

Procura beber líquidos, esto tendrá como consecuencia heces fecales menos compactas con lo que evitaras tener que hacer esfuerzo.

3ro Las Mamas

Procura lo antes posible poner a mamar al bebé, aunque notes los pechos flácidos y el bebé no se prenda bien.

Con esto facilitara el aprendizaje de él, sin tener molestias ni tensiones en tus mamas.

4to Si tienes hemorroides:

  1. Extrema la higiene, después de la defecación.
  2. Evita con una alimentación rica en fibras (frutas y verduras) el estreñimiento.

Es muy posible que tengas pequeñas contracciones uterinas sobre todo cuando amamantas esto es conocido como ENTUERTOS PUERPERALES. Es debido a la liberación de oxitocina durante la lactancia esto hace que el útero vuelva a su estado anterior ayudando a la involución uterina.

Si en algún momento se presenta una hemorragia abundante debe avisar a su médico.

Otros cuidados Importantes en el Puerperio :

Si ha sido parto natural y tienes puntos (episiotomía.) Uno de los objetivos es intentar que no se infecte, acelerar su cicatrización y agilizar la reabsorción de lo mismos. Esta sutura no tiene que ser retirada sino que es reabsorbible.

  1. Cambios de compresas cada hora y media como mucho la primera semana.
  2. Aplicar antiséptico tipo povidona yodada.
  3. Al secar siempre se hará de delante hacia atrás.
  4. Agiliza la reabsorción de la sutura, la aplicación local del secador de pelo con aire frió. Ten en cuenta que es una zona húmeda y donde no se airea con facilidad.
  5. No aplicar en la sutura polvos ni pomadas, “macerarías” la cicatrización.
  6. Depende del tipo de sutura puede desprenderse entre 8 días y 15.
  7.  Ante el dolor local, edemas o hematomas aplicar hielo en una bolsa y envuelta en gasa, toallas etc. En los primeros 20 días dedícate a tu recuperación y a enseñar a lactar a tu hijo.
  8. Siempre que te sientas trata de hacerlo en un plano rígido esto evitara que la sutura se desgarren y se produzca una dehiscencia de la herida.

Hay otras tareas, que puedes delegar en personas de tu entorno.

Prevención de “depresión post-parto”

Las madres que lactan tienen menos riesgo de ella. El vínculo afectivo que se crea entre los dos, hace que la madre se encuentre más pletórica. ! Jamás piense que estas “gorda y fea! Hay belleza que es imposible percibir con la vista. Solo tú te ves así….. ! Nunca! una reciente madre, la he percibido como poco atractiva. Piensa siempre que tu fuiste bendecida con un hermoso bebe.

Cuidados de los Pezones y Areola en el Puerperio.

Es de vital importancia el cuidado de los pechos para prevenir grietas y molestias en ellos. Estas siempre se producen en los 15 primeros días. Al final del parto y al comienzo del puerperio.

  1. No lavar con jabones ni sueros.
  2. Utilizar solo agua hervida para no resecar la piel.
  3. Colocar al bebe lo antes posible al pecho.
  4. Hidratar los pezones y areola, con el final de la leche, después de las tomas.

Complicaciones frecuentes del puerperio.

Durante el puerperio pueden aparecer algunas complicaciones que requieren una consulta médica inmediata. Aquí detallamos las situaciones más frecuentes que pueden aparecer durante esta etapa.

Hemorragia abundante.

Si la hemorragia es abundante, que empapa un apósito en menos de 1 hora y que continúa por varias horas, llama a tu médico o a emergencia médica. Mientras tanto quédate acostada en la cama con una bolsa de hielo en la zona abdominal baja para ayudar a que el útero se mantenga contraído. Es anormal también que aparezcan coágulos de sangre de gran tamaño por lo que si aparecen debes comunicarlo.

Olor fétido de los loquios.

El olor debe ser el mismo de la sangre menstrual, de otra forma contacta a tu médico.

Fiebre.

Si la fiebre es mayor a los 39 grados centígrados y dura por más de 24 horas debes consultar al médico. Es frecuente que haya episodios de fiebre relacionados con la “bajada de la leche”, pero nunca duran un día entero. En estos casos la fiebre puede estar relacionada a infecciones en la zona de la incisión de la episiotomía o cesárea, endometritis por infección de la herida placentaria y o también a una mastitis.

Dolor en el pecho, pantorrillas o muslos.

Si sientes dolor en el pecho, acompañado por falta de aire o si el dolor en las pantorrillas o muslos está asociado a inflamación, enrojecimiento y calor localizado, puede ser un signo de flebitis (infección en las venas asociados a la presencia de un coágulo de sangre). Si el dolor es en los muslos o piernas quédate en cama con la pierna en alto hasta que localices a tu médico. Si el dolor es en el pecho y te falta el aire llama inmediatamente a emergencias médicas.

Dolor en las mamas.

Si el dolor está asociado a un área endurecida en la mama o a hinchazón, calor, enrojecimiento y endurecimiento pueden ser signos de una obstrucción del conducto lactífero o de una mastitis. Colócate compresas calientes y masajea la zona hasta que te contactes con tu médico.

Dolor en el bajo vientre.

Es normal que sientas dolor en la zona abdominal baja durante los primeros 5 días del postparto sobre todo con la lactancia por las descargas de oxitócica es lo conocido como entuertos puerperales. Pero si los dolores continúan luego de los 5 días debes consultar a tu médico ya que puede ser un síntoma de que no se ha expulsado la placenta en su totalidad.

Dificultades al orinar.

Si orinas con ardor, quemazón, y tienes una necesidad frecuente de orinar, asociado a orina de muy oscura pueden ser signos de una infección urinaria. Bebe grandes cantidades de agua hasta que puedas localizar a tu médico.

Estado de depresión profunda.

Es normal que estes desanimada durante las dos semanas del postparto ya que los niveles de estrógeno y progesterona descienden abruptamente, generando cambios en tu humor. Pero si esto continúa luego de las dos primeras semanas y debido a esto no puedes realizar tus actividades habituales y piensas que todo se debe a la presencia de tu bebé, consulta enseguida con el medico que te asistió durante el embarazo. Puede ser el inicio de un estado llamado depresión puerperal o depresión postparto que necesita tratamiento especializado.

Por | 2016-10-30T14:26:03+00:00 07-07-2016|Embarazo|Sin comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest