El perdón puede ayudar a las mujeres mayores con la depresión

Los investigadores hallaron que las mujeres mayores que pidieron perdón a otras personas tenían menos probabilidades de deprimirse. Y eso fue cierto incluso en el caso de que sintieran que los demás no les habían perdonado. Sin embargo, los hombres que perdonaron a otras personas, pero que también sintieron que los demás no les habían perdonado, presentaban los niveles más altos de depresión, reveló el estudio.

perdon

El viejo dicho de que el perdón es divino podría ser cierto para las mujeres mayores, pero puede que no siempre haga que los hombres se sientan mejor, según un estudio reciente.

La investigación provino de una encuesta de más de 1,000 adultos estadounidenses. Todos los participantes del estudio tenían más de 66 años. La encuesta les preguntó sobre su salud mental y física, y también sobre sus creencias religiosas.

Perdón y estado de animo

«Cuando pensamos en el perdón y las características de las personas que perdonan (altruistas, compasivas, empáticas), estas personas perdonan a los demás y parecen compensar el hecho de que los demás no les perdonen», comentó en un comunicado de prensa de la Universidad de Missouri la coautora del estudio, Christine Proulx, profesora adjunta del departamento de Desarrollo Humano y Ciencias de la Familia de la universidad.

«Parece superioridad moral, pero no se trata de ser una mejor persona. Significa que ‘sé que algo duele porque me duele a mí’, y estas personas son más propensas a perdonar a los demás, lo que parece que ayuda a reducir los niveles de depresión, sobre todo en las mujeres», dijo Proulx.

Los hallazgos sugieren que los consejeros en salud mental podrían tener que usar métodos distintos y específicos para cada sexo al tratar con las mujeres y los hombres mayores, dijeron los investigadores.

Muchas personas empiezan a reflexionar sobre sus vidas a medida que envejecen, esto incluye cómo otras personas les podrían haber hecho daño o cómo ellas podrían haber hecho daño a otras personas, señaló Proulx.

Y aunque perdonar a los demás podría reducir el riesgo de depresión de algunas personas, el perdón, por sí mismo, no parecía ser de ayuda.

«El hecho de perdonarse a sí mismo no actuó como protector contra la depresión. Realmente se trata de si los individuos pueden perdonar a otras personas y de su deseo de perdonar a otros», dijo Proulx.

El estudio se publicó en la revista Aging & Mental Health.

Fuente: HealthDay