¿Qué es la Osteoporosis?

La osteoporosis (hueso poroso) es una enfermedad en la que se va perdiendo masa ósea dado a un desbalance entre los osteoblastos (formadores del hueso) y los Osteoclasto (destructores del hueso) cuando predominan estos últimos el hueso se vuelve más poroso, delgado y frágil, haciéndolo más vulnerable a las fracturas.

osteoporosis

La masa ósea de una persona va aumentando a lo largo de su vida hasta llegar a un “pico máximo” alrededor de los 30 ó 35 años. A partir de esta edad (30-35 años) existe de forma natural una progresiva pérdida de masa ósea.

Cuando la pérdida progresiva se acelera, lo cual ocurre en ciertas enfermedades o hábitos de vida o en el caso de la mujer al llegar a la menopausia, puede llegarse a la osteoporosis en edades precoces.

La osteoporosis es la principal causa de fracturas de huesos de la muñeca, columna y cadera en mujeres después de la menopausia.

La osteoporosis se define como una pérdida de la masa ósea: el hueso se vuelve poroso y frágil, rompiéndose fácilmente.

¿Es frecuente la osteoporosis?

Si. Entre el 30 y el 50% de todas las mujeres posmenopáusicas están afectadas de osteoporosis. Por lo que una de cada tres personas mayores de 65 años la padece, en su mayoría mujeres.

La osteoporosis, las alteraciones cardiovasculares y el cáncer son las tres enfermedades más importantes que afectan a la población occidental.

¿Por qué aparece la osteoporosis?

La pérdida de masa ósea acompaña, en cierta medida, al envejecimiento, y aunque la intensidad es diferente en cada persona, esta se produce cuando hay un desbalance entre la destrucción y regenación del hueso.

¿Quién tiene mayor riesgo de padecerla?

La destrucción de hueso puede estar acelerada por diversas causas:

  • Una dieta pobre en calcio hace que el hueso sea menos resistente y más fácilmente “atacable” por la osteoporosis.
  • En la mujer debido a la disminución en la producción de estrógenos (hormonas femeninas producidas por los ovarios y con efecto protector sobre el hueso), lo que hace que se pierda hueso en mucha mayor cantidad que en el hombre.

Existen múltiples factores de riesgo que aumentan las posibilidades de padecer osteoporosis:

  • Ser mujer de raza blanca o asiática.
  • Tener historia familiar de osteoporosis.
  • Menopausia precoz (natural o quirúrgica).
  • Consumo excesivo de Café, alcohol o tabaco.
  • Dieta pobre en calcio y vitamina D por periodos prolongados, especialmente durante la adolescencia y la juventud, además dieta rica en sodio y proteínas.
  • Vida sedentaria con poco ejercicio físico.
  • Constitución delgada, con poco peso o huesos pequeños.
  • Consumo prolongado de ciertos medicamentos como: corticoides, heparina, anticulvulsivantes diuréticos, antiácidos que contengan aluminio, etc.
  • Ciertas enfermedades como: diabetes, hipertiroidismo, enfermedad de Cushing, Artritis Reumatoide, intolerancia a la lactosa, mala absorción intestinal, alteraciones renales, etc.

La persona que posea alguno de estos factores tendrá mayor predisposición a desarrollar osteoporosis.

¿Cómo sé si tengo osteoporosis?

Para saber si una persona tiene osteoporosis debemos recurrir a un método que nos permita valorar su masa ósea.

En este sentido, debemos advertir que, en contra de lo que muchas personas creen, las radiografías normales que se hacen a una persona cuando presenta algún traumatismo o algún dolor NO SIRVEN para hacer un diagnóstico precoz (en las primeras fases) de la osteoporosis.

¿Como se diagnostica la osteoporosis?

  1. Por densimetría ósea.
  2. Por parámetros bioquímicas.

Existen varias formas de valorar o medir la Densidad de Masa Ósea (DMO):

  1. Densitometría Ósea.
  2. La Tomografía computadorizada cuantitativa (TCC).
  3. Los métodos basados en ultrasonidos.

La elección de uno u otro método, dependerá fundamentalmente de cuál sea el disponible, Si se dispone de ella, la DEXA es claramente el método de elección, ya que es la técnica que aporta una mayor precisión y fiabilidad junto con una menor radiación y más rapidez en su realización.

Este alto nivel de precisión de la técnica DEXA, es importante clínicamente ya que permite la utilización de mediciones seriadas para hacer el seguimiento de los pacientes y ver su progresiva pérdida de masa ósea o la respuesta al tratamiento de la osteoporosis.

Existen varios modelos de densiómetros basados en la técnica DEXA variando de unos a otros según la parte del esqueleto que se estudia.

Con respecto a este aspecto debemos aclarar que la radiación recibida por la persona que se someta a este estudio es realmente pequeña (inferior a 3 mR): Para poder hacernos una idea, la dosis de la radiación que se recibe con el aparato que disponemos en nuestra Unidad de Densimetría es 100 veces menor que la recibida cuando se nos hace una radiografía de un diente o 16.000 veces menor que cuando se hace una radiografía de tórax.

Esta mínima dosis de radiación es similar a la que se recibe cuando se está frente a un simple monitor de ordenador o se realiza un viaje de avión.

Recomendaciones para evitar la osteoporosis.

  1. Ingesta adecuada de calcio en la dieta.
  2. Realizar actividad física.
  3. Suplementos vitamínicos y nutrientes esenciales.
  4.  Tratamiento Hormonal sustitutivo.(Solo si se lo indica su medico.).
  5. Evitar los factores de riesgo.

En caso que esta ya se padezca, existen medicamento que estimulan la formación del hueso así como disminuye la reabsorción del mismo como los bisfosfonatos, junto con el tratamiento hormonal sustitutivo y la ingesta suplementaria de calcio puede revertir el proceso (debe consultar su medico)

Recommended Posts

No comment yet, add your voice below!


Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *