Osteonecrosis de la mandíbula

La osteonecrosis de la mandíbula es una enfermedad ósea grave (osteonecrosis) que afecta a las mandíbulas (el maxilar y la mandíbula).

Se han descrito varias formas de osteonecrosis de la mandíbula en los últimos 160 años, y se han sugerido varias causas en la literatura.

La osteonecrosis de la mandíbula asociada con la terapia con bifosfonatos, se ha identificado y definido como una entidad patológica (osteonecrosis de la mandíbula asociada a los bifosfonatos) desde 2003.

osteonecrosis de la mandibula

Bifosfonatos y Osteonecrosis de la mandíbula

Los bifosfonatos son un grupo de fármacos que se utilizan amplia y efectivamente para el tratamiento de enfermedades con reabsorción ósea, como el tratamiento de la osteoporosis, las metástasis óseas procesos oncológico, la enfermedad de Paget,…

Su amplia utilización actual ha llevado a que se describan numerosos casos de osteoradionecrosis después de un tratamiento dental invasivo como la colocación de implantes dentales y su necesaria osteointegración.

Aunque no haya una evidencia directa de que el implante dental causa esta complicación en pacientes que toman bifosfonatos especialmente los que los toman por vía endovenosa, los datos descritos se basan en la experiencia clínica de odontólogos que observaron osteoradionecrosis en tratamientos odontológicos de rutina en pacientes que toman bifosfonatos.

En Propdental clínicas dentales de Barcelona y de Hospitalet de Llobregat consideramos una contraindicación la colocación de implantes dentales en pacientes que están en tratamiento de bifosfonatos intravenoso.

Tipos de bifosfonatos.

Existen dos tipos de bifosfonatos: los que contienen nitrógeno y los que no los contienen, y se agrupan según la vía de administración que se empleen, ya sea oral o intravenosa.

Química.

Los bifosfonatos son compuestos sintéticos que tienen estructura química similar al pirofosfato inorgánico, regulador endógeno del metabolismo óseo.

La estructura general de los bifosfonatos es bastante fácil de modificar, por lo que las diferentes generaciones varían mucho dependiendo de sus características biológicas, terapéuticas y toxicológicas.

Mecanismo de acción.

Los bifosfonatos actúan suprimiendo y reduciendo la reabsorción ósea por los osteoclastos.

Esto se consigue directamente impidiendo la agrupación y función de los osteoclastos e indirectamente estimulando a los osteoblastos para producir inhibidores de la formación de los osteoclastos.

Debido a esta supresión de la reabsorción ósea, se puede aliviar los síntomas de dolor y de enfermedades como las manifestaciones óseas de la enfermedad de Paget, la displasia fibrosa y las metástasis óseas de los cánceres.

La vida media de los bifosfonatos en el torrente sanguíneo es muy corta y oscila entre los 30 minutos y las 2 horas pero una vez absorbidos por el tejido óseo, pueden persistir durante más de 10 años en los tejidos esqueléticos.

Después de una intervención quirúrgica como la colocación de implantes dentales en el maxilar o la mandíbula pueden desarrollarse una lesión radiotransparente o una exposición ósea y consecuente osteonecrosis.

Medicamentos bifosfonatos.

Los medicamentos o fármacos bifosfonatos mas empleados son:

  •  Ácido alendrónico.
  •  Acrel.
  • Actonel.
  • Aredia.
  • Bifoal.
  • Bondronat.
  • Bonefos.
  • Bonviva.
  • Calbion.
  • Difosfen.
  • Fosamax.
  • Fosavance.
  • Hemocalcin.
  • Linoten.
  • Mebonat.
  • Osteum.
  • Skelid.
  • Xinsidona.
  • Zometa.

Osteonecrosis del maxilar y la mandíbula.

La administración de estos fármacos y la realización de tratamientos odontológicos o implantológicos invasivos puede llevar a lesiones en el hueso (osteonecrosis del maxilar y la mandíbula).

Las lesiones suelen desarrollarse en zonas en las que se han practicado una cirugía, incluyendo extracciones, apicectomías, cirugías periodontales y colocación de implantes dentales.

Entre los síntomas de la osteonecrosis se destaca

  • El dolor
  • La inflamación de los tejidos blandos
  • Movilidad de los dientes
  • El drenaje

En la clínica dental podremos diagnosticar mediante exploración radiográfica en la que se observan cambios osteolíticos y también mediante la biopsia de los tejidos que muestra la presencia de actinomyces debida posiblemente a la infección secundaria.

Recommended Posts

No comment yet, add your voice below!


Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *