Tratamiento para el herpes genital

El tratamiento con medicamentos antivirales puede ayudar a las personas que sufren brotes de herpes genital a permanecer sin síntomas más tiempo.

Estos medicamentos también pueden reducir la gravedad y la duración de los síntomas cuando se manifiestan.

herpes genital

La terapia con medicamentos no es una cura, pero puede hacer mas llevadero vivir con esta enfermedad.

Hay tres medicamentos principales comúnmente utilizados para tratar los síntomas del herpes genital:

  1. Aciclovir (Zovirax)
  2. Famciclovir (Famvir)
  3. Valaciclovir (Valtrex)

Todos estos son tomados en forma de píldora.

En los casos graves se pueden tratar con el fármaco intravenoso (IV) aciclovir.

Cuando se da tratamiento para el herpes genital

Tratamiento inicial.

Cuando se diagnostica el herpes genital por primera vez y aparecen las ulceras, por lo general, su médico le dará un breve tratamiento (de siete a 10 días) de terapia antiviral para aliviar o evitar que los síntomas empeoren.

Su médico puede mantenerlo en los medicamentos más tiempo si las lesiones no sanan en ese momento.

Después del primer tratamiento, su médico debe encontrar la mejor manera de tomar terapias antivirales.

Dos opciones de tratamiento:

Tratamiento intermitente.

Su médico puede recetarle un medicamento antiviral para mantenerlo a mano en caso de que tenga otro brote; esto se llama terapia intermitente.

Usted puede tomar las píldoras por dos a cinco días tan pronto como usted note las lesiones o cuando usted siente que un brote va salir.

Las lesiones se curan y desaparecen solas, pero tomar los medicamentos puede hacer que los síntomas sean menos graves y hacer que duren menos.

Tratamiento supresor.

Si tiene brotes a menudo, es posible que desee considerar tomar un medicamento antiviral todos los días. Esto se llama terapia supresora.

Para alguien que tiene más de seis brotes al año, la terapia supresora puede reducir el número de brotes en un 70% a 80%.

Muchas personas que toman los medicamentos antivirales diariamente no tienen brotes en absoluto.

No hay un número establecido de brotes por año que ayude a los médicos a decidir cuando alguien debe comenzar la terapia supresiva.

Por el contrario, los factores más importantes son la frecuencia con que los brotes ocurren y si son lo suficientemente graves como para interferir con su vida normal.

Tomar terapia supresora diaria también puede reducir el riesgo de transmitir el virus a su pareja sexual.

Los medicamentos antivirales reducen el replicación viral, cuando el virus hace nuevas copias de sí mismo en la superficie de la piel.

Un estudio reciente de personas que toman dosis diarias de valaciclovir muestra que el fármaco puede ayudar a proteger a las parejas sexuales de estar infectado, aunque todavía debe usar preservativo, recordando que hay zonas donde no protege.

La mitad de los compañeros de las personas que tomaban valaciclovir diariamente se infectaron con el virus, y la mitad no.

Por otra parte, el 75% de las parejas sexual no mostraron ningún síntoma de herpes genital, incluso si habían adquirido el virus.

Efectos secundarios y atención de seguimiento para el herpes genital

Los efectos secundarios con estos medicamentos de herpes se consideran leves, y los expertos en salud creen que estos medicamentos son seguros a largo plazo.

El aciclovir es el más antiguo de los tres, y su seguridad se ha documentado en personas que reciben terapia supresiva durante varios años.

Las personas que toman terapia supresora deben consultar a su médico al menos una vez al año para decidir si deben continuar.

Usted puede encontrar que tomar las píldoras todos los días es inconveniente, su médico debe ayudarle a tomar decisiones de tratamiento para satisfacer sus necesidades.