El consumo de ácidos grasos omega 3 en el embarazo y la lactancia es fundamental para el desarrollo neurológico y el crecimiento del recién nacido.

Los omega 3 reducen hasta 2,6 veces el riesgo de hipertensión asociada al embarazo, mejoran las funciones posturales, motoras y sociales de los bebes prematuros y tienen un efecto positivo en el desarrollo mental del recién nacido de bajo peso.

Por el contrario se sabe que la deficiencia de ácidos grasos esenciales condiciona una alta mortalidad perinatal y puede provocar serias alteraciones en humanos tales como alteraciones del crecimiento, cambios en el comportamiento y el aprendizaje y disminución de la agudeza visual.

En algunos estudios se han relacionado las bajas concentraciones de ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga con una gestación más corta y menores perímetros cefálicos en recién nacidos.

Los ácidos grasos poliinsaturados como los omega 3, desempeñan funciones muy importantes en la gestación, lactación y la infancia, ya que son constituyentes de los fosfolipidos de las membranas celulares y forman parte de las ESTRUCTURAS NEURALES.

Las necesidades de estos ácidos grasos se incrementan durante estos periodos, puesto que son fases de crecimiento y desarrollo del tejido celular.

En consecuencia, las necesidades de ácidos grasos esenciales de la mujer embarazada y del feto, así como de los niños lactantes, son muy elevadas.

Especialmente durante el tercer trimestre de gestación donde los requerimientos fetales son muy altos debido al crecimiento del tejido nervioso y al desarrollo y diferenciación de las neuronas.

Es entonces un punto crítico que la mujer embarazada o que está lactando a su bebe, reciba una adecuada cantidad de Omega 3 en los alimentos o a través de un suplemento.

Actualmente muchas mujeres embarazadas están evitando el consumo de pescado y frutos del mar, inclusive la comida tipo sushi, debido a la alta contaminación química en muchas de estas especies marinas.

Si estas embarazada o piensas embarazarte puedes consultar sobre este tema a tu gineco-obstetra.

Por | 2013-09-08T10:12:53+00:00 25-06-2012|Embarazo|Sin comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest