Visita nuestra tienda online con envío gratis a todo Estados Unidos
Linea de atención: +1 (786) 614-6757

¿Por qué es importante la nutrición, especialmente en otoño e invierno?

Mantener una buena nutrición en otoño e invierno es fundamental para mantener nuestro sistema inmunologico en condiciones optimas

Indice

Preocuparnos por llevar una alimentación saludable durante todo el año es fundamental. Al final, nuestro cuerpo combate las infecciones y los virus si cuidamos nuestro sistema inmunológico. Pero ¿por qué le debemos prestar una mayor atención a la nutrición en otoño e invierno? Porque las bajas temperaturas preceden a las gripes y resfriados que pueden acompañarnos a lo largo de estas estaciones frías.

No es extraño que sea en otoño cuando empieza la temporada de vacunación de la gripe, como indica la Clínica Universidad de Navarra (CUN). La escasa humedad y el frío crean el clima perfecto para que la gripe haga acto de presencia. Además, es muy contagiosa y puede haber varios brotes hasta que finalice el invierno. Pero ¿es posible que con tan solo cuidar la nutrición en otoño e invierno podamos prevenirla?

La respuesta es que sí, pero debemos acompañarla de complementos alimenticios ricos en vitaminas y minerales. Aunque alimentarnos bien es muy importante, a veces, en otoño e invierno necesitaremos un extra para poder hacerle frente a esas gripes, resfriados y catarros que tan habituales son en esta época del año.

Cómo cuidar nuestra alimentación en otoño e invierno

Una de las mejores formas de cuidar nuestra nutrición en otoño e invierno es aumentar el consumo de frutas y verduras. Lo que aconsejan los expertos son 5 piezas al día (3 de fruta y 2 de verduras). Estos alimentos nos van a ayudar a preparar a nuestro organismo para que esté más fuerte para combatir las posibles infecciones tan frecuentes en esta época del año porque nos ayudarán a prevenirlas.

Algo interesante sobre este tema es que deberían abundar entre esas 3 piezas de fruta al día son los cítricos. La vitamina C presente en estos alimentos es necesaria para que el sistema inmune esté en las mejores condiciones. Pero, si a través de la dieta no se asimila la suficiente vitamina C, los suplementos son geniales para complementarla.

Con todo, no podemos olvidarnos de los platos calientes en los que las legumbres cobren especial protagonismo. La nutrición en otoño e invierno debería hacer que sobre la mesa siempre hubiese potajes, lentejas, callos, etc. Platos que son necesarios para poder ofrecerle a nuestro cuerpo lo que necesita para sobrevivir a esta estación tan fría. Pero ¿qué pasa si esto no es suficiente? Para eso están los complementos.

Complementos alimenticios, un importante aporte

Los expertos siempre insisten mucho en que quede claro que los complementos alimenticios no sustituyen a una dieta variada y equilibrada. Por lo tanto, todo lo que hemos mencionado anteriormente sobre la nutrición puede combinarse con complementos, pero no ser reemplazada por estos. De esta manera, estaremos ayudando a nuestro organismo a estar preparado adecuadamente en otoño e invierno.

¿Cuáles son los suplementos más aconsejados para acompañar la nutrición en otoño e invierno? Pues los de la vitamina C, incluso los multivitamínicos. Estos últimos ofrecen un aporte mucho más completo, ya que incluyen vitaminas del grupo B. Sin duda, se trata de una opción excelente para sobrevivir al frío.

También, los complementos alimenticios ricos en potasio, hierro o magnesio son muy útiles para acompañar la nutrición en otoño. En ocasiones, es imposible consumir la cantidad adecuada de alimentos que nos proporcionen los requerimientos mínimos diarios de estos minerales. Por lo tanto, una buena forma de compensar esto es con los complementos alimenticios. Además ¡notaremos la diferencia!

¿Qué ocurre en otoño e invierno?

Acompañar la nutrición en otoño e invierno con complementos alimenticios es, a veces, necesario. Es frecuente que durante estas estaciones del año nos notemos con menos energía por las mañanas, algo más débiles y esto denota de nuestro organismo está expuesto a catarros y resfriados con mayor facilidad. ¿Por qué nos ocurre esto? Por el cambio de estación y por la llegada de las bajas temperaturas.

Con el otoño e invierno nuestro sistema inmune se debilita y es por esto por lo que nos sentimos tan faltas de energía. Afortunadamente, hay solución para esto. Con una buena nutrición en otoño y la toma de los complementos correctos, dejaremos de sentirnos cansadas para empezar a afrontar cada día con una mayor vitalidad.

Eso sí, es positivo que le preguntemos a nuestro médico de cabecera cuáles pueden ser aquellos complementos que nos pueden venir mejor. Si nos hemos hecho alguna analítica y la vitamina C la tenemos muy baja, quizás tengamos que fijarnos en que la cantidad de esta vitamina en un complemento sea la mayor, unos 1000 mg, por ejemplo. Por eso, contar con la opinión de un profesional es fundamental.

La nutrición en otoño e invierno la debemos cuidar más que nunca no solo con alimentos ricos en vitaminas y minerales, sino con complementos que puedan darle a nuestro organismo ese plus que nos permita esquivar las gripes y resfriados. Al tener un sistema inmune fuerte, en el caso de contraer un catarro este será muy leve y lo superaremos muchísimo antes. ¡Qué  buena noticia!

Compartir:
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Dr. Victor Pagé
Dr. Victor Pagé

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos artículos
Categorías
Recibe nuestras novedades
Suscribete a nuestro Newsletter

Recibirás artículos para la mujer todas las semanas GRATIS

Lo Último
Últimos artículos
Ajo Beneficios para la el cuidado de la salud
Ajo y salud

El ajo es principalmente conocido como un condimento para tus comidas conoce los efectos beneficiosos que tiene sobre la salud

Leer más »