Casi la mitad de las mujeres que asegura haber tratado de quedar embarazada por lo menos durante un año, logró tener un bebé sin ayuda médica.

Esa tasa de embarazo es apenas más baja que la de las mujeres que no pueden concebir y optan por el tratamiento hormonal o por fertilización in vitro (FIV).

“Muchas mujeres de hasta 36 años, con antecedentes de infertilidad, pueden quedar embarazadas espontáneamente y tener un bebé sin utilizar un tratamiento, lo que indica que son subfértiles, no infértiles”, precisó la autora principal de un nuevo estudio, Danielle Herbert, de la Facultad de Salud Poblacional de la Universidad de Queensland, en Australia.

Para los investigadores, eso quiere decir que si no hay ningún problema (el hombre produce semen suficiente y la mujer ovula regularmente), las parejas a las que les cuesta concebir deberían ser optimistas y seguir intentándolo.

“No me sorprende que las mujeres pudieran quedar embarazadas aun sin tratamiento. Eso sucede”, dijo la doctora Courtney Lynch, jefa de epidemiología reproductiva de la Ohio State University, en Estados Unidos, quien no participó del estudio.

“Sabemos que pueden quedar embarazadas antes si les indicamos la FIV. Pero si les damos tiempo, (muchas) podrían concebir”, agregó.

La investigación forma parte de un estudio en el tiempo sobre más de 7.000 mujeres de Australia. Desde 1996, las participantes respondieron cuestionarios anuales sobre su salud, incluido el embarazo y el parto.

Los datos analizados corresponden a las respuestas más recientes de 1.400 mujeres de entre 28 y 36 años que buscaron un embarazo durante por lo menos el último año. Alrededor de 600 habían recibido tratamiento (FIV o terapia hormonal, como Clomid).

El equipo publica en la revista Fertility and Sterility que en el ultimo cuestionario, en el 2009, el 53 por ciento de esas participantes dijo que había tenido un bebé después del tratamiento, comparado con el 44 por ciento de las que no buscaron ayuda médica.

Los autores no hallaron diferencias entre las complicaciones de los embarazos de ambos grupos, incluidos la cantidad de mortinatos y de partos prematuros.

CONTROL LUEGO DE UN AÑO.

El equipo de Herbert destacó algunas limitaciones del estudio, incluido el cambio de pareja durante el estudio, lo que podría alterar la posibilidad de lograr un embarazo.

Y un investigador ajeno al estudio consideró imposible determinar si las participantes que recibieron tratamiento adelgazaron, engordaron o modificaron la dieta o el estilo de vida para aumentar la posibilidad de quedar embarazadas.

Alice Domar, de Boston IVF, aseguró que la cantidad de participantes que quedaron embarazadas después de un año sin ayuda médica es superior a la de estudios previos.

“Lo que muchos médicos sostienen es que si una mujer no queda embarazada después de un año, algo no está bien”, dijo a Reuters Health.

Domar sostuvo que todavía le recomendaría a esa mujer que consulte a un especialista para descartar algún trastorno que le impida concebir. Si no, dijo, puede seguir intentándolo. Pero si, por ejemplo, tiene las trompas obstruidas, toda espera es “tiempo perdido”, dijo.

Lynch estimó que alrededor del 15 por ciento de las mujeres no quedarán embarazadas tras un año de intento, pero que sólo de un 3 a un 5 por ciento es infértil. El resto concebirá espontáneamente después de uno o dos años más.

FUENTE: Fertility and Sterility,  2012. Reuters Health

Por | 2013-11-14T13:52:07+00:00 24-06-2012|Infertilidad|Sin comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest