Las mujeres mayores que toman una aspirina de forma regular podrían reducir el riesgo de padecer el letal cáncer de la piel conocido como melanoma, sugiere un estudio reciente.

Y cuanto más tiempo tomen aspirinas las mujeres postmenopáusicas, al parecer más se reduce el riesgo de melanoma.

El efecto solo se ha observado en la aspirina, no en otros analgésicos, como el paracetamol (Tylenol), comentaron los investigadores.

Para realizar el estudio, el equipo de investigación recogió datos de casi 60,000 mujeres blancas que participaron en la Iniciativa de Salud de las Mujeres (Women’s Health Initiative), un estudio a nivel nacional a largo plazo. Se preguntó a las mujeres, de entre 50 y 79 años de edad, qué medicamentos tomaban y otras preferencias en su estilo de vida.

Tras 12 años de seguimiento, los investigadores descubrieron que las mujeres que tomaron aspirinas tenían un riesgo un 21 por ciento menor de contraer melanoma en comparación con las mujeres que no las tomaron.

Pero es demasiado pronto como para extraer conclusiones, advirtieron los investigadores.

“La aspirina podría usarse para prevenir el melanoma, pero se necesita un ensayo clínico”, comentó la investigadora principal, la Dra. Jean Tang, profesora asistente de dermatología en la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford en Palo Alto, California.

Este tipo de estudios basados en la población solo pueden mostrar una asociación entre la aspirina y la reducción del riesgo de melanoma, y no que la aspirina realmente ayude a prevenirlo.

Tang no cree que las mujeres deberían empezar a tomar aspirinas solamente como forma de prevención del melanoma. “Es demasiado pronto para afirmar esto”, indicó.

Es posible que las propiedades antiinflamatorias de la aspirina fueran responsables de la reducción del riesgo de melanoma, sugirió Tang. “También es posible que la aspirina fomente la muerte de las células del melanoma”, agregó.

No se sabe si también hay un efecto protector en los hombres, señaló Tang, que planea examinar esta cuestión en su nuevo estudio.

El nuevo informe se publicó en la edición en línea del 11 de marzo de la revistaCancer.

El estudio halló que el riesgo de melanoma de las mujeres que tomaron aspirinas durante al menos cinco años disminuyó en un 30 por ciento, en comparación con las que no las tomaron.

A fin de intentar aislar el efecto de la aspirina sobre el melanoma, el grupo de Tang tuvo en cuenta otros factores, como el tono y el bronceado de su piel, y el uso de protectores solares.

Cada año, en Estados Unidos aparecen casi 77,000 casos nuevos de melanoma y hay más de 9,000 muertes por esta causa, según el Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU.

Una experta no ve que haya ningún problema en tomar aspirinas para la prevención del melanoma, sobre todo para las personas con antecedentes familiares de la enfermedad.

El uso prolongado de aspirina no está exento de riesgos (como el sangrado estomacal), pero los beneficios de prevención del melanoma superan a los riesgos en las personas vulnerables, comentó la Dra. Michele Green, dermatóloga del Hospital Lenox Hill en la ciudad de Nueva York. Alabó la nueva investigación.

“Creo que es fantástica. Realmente es un estudio extraordinario”, comentó Green.

“Si alguien tiene antecedentes familiares de melanoma, no veo ningún inconveniente en que tome aspirinas para esto”, añadió. “Yo aconsejaría a mis pacientes con antecedentes familiares de melanoma que tomaran aspirinas en base a este estudio”.

Fuente: HealthDay 2013

 

Por | 2016-10-30T14:26:25+00:00 01-01-2014|Cuidados de Salud|Comentarios desactivados en Mujeres que toman una aspirina diaria tienen un riesgo menor de contraer un cáncer de piel mortal.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest