Mitos y verdades de la depilación láser

Generalmente, cuando se habla de depilación se busca un método que no solo sea indoloro sino que también permita acabar con el vello de una forma rápida. Asimismo, la depilación láser definitiva es el procedimiento más efectivo para eliminar el vello corporal debido a que ofrece resultados duraderos y además ahorra costos a largo plazo.

Por otro lado, la depilación láser es también una de las técnicas que logra destruir el folículo del pelo sin dañar la piel. Además, mejora la textura y elasticidad de la misma debido a que activa el colágeno y la elastina, aclara las manchas en las áreas depiladas, elimina el vello casi definitivo y contribuye a mejorar la foliculitis (vellos encarnados).

La depilación láser soprano es uno de los tipos de láser que logra actuar sin generar ningún tipo de dolor y tampoco posee riesgos de quemaduras ni de ocasionar manchas. Muchos profesionales optan hoy en día por el alquiler de láser soprano para ofrecerle a sus clientes mejores servicios profesionales.

Cuando se comenzó a trabajar con depilación láser se cometieron algunas fallas ocasionadas por los dispositivos inexistentes y por una tecnología no muy avanzada. Además de esto, los pocos cuidados previos y posteriores al tratamiento de muchos pacientes y la mala praxis de algunos centros de belleza o estéticas han hecho que al pasar el tiempo se vayan produciendo ciertas dudas.

Depilación láser

¿Cuáles son los beneficios de la depilación láser?

  • Es un método totalmente seguro y rápido puesto que hoy en día la tecnología láser no genera ningún riesgo siempre y cuando se cumplan correctamente las indicaciones del personal técnico. Además, se puede realizar en cualquier parte del cuerpo y tipo de piel.
  • Del mismo modo, ayuda a combatir infecciones cutáneas. Una de las infecciones con mayor frecuencia en nuestra piel es la foliculitis. La misma consiste en una inflamación del folículo piloso generada principalmente por bacterias u hongos. Si no se trata a tiempo puede terminar en úlceras escamosas, difíciles de curar.
  • Además, ayuda a acabar con los vellos enquistados los cuales suelen ocasionarse tras las depilación con cera o el rasurado utilizando cuchilla. Estos al enquistarse pueden ocasionar quistes pilosebáceos y hasta pequeños queloides (cicatrices hipertróficas).
  • Por otro lado, sus sesiones no duran mucho tiempo. Cada sesión depilatoria mediante láser tiene una duración media de 45 minutos (en el caso de las piernas completas). Asimismo, la gran ventaja es que en comparación con otros tipos de depilaciones, significa un ahorro de tiempo debido a que después de pocas sesiones el vello no vuelve a aparecer.
  • Sus resultados comienzan a ser efectivos desde la primera sesión. De igual manera, el número de dichas sesiones es determinado por un especialista siempre en función de cada caso. Además, este tratamiento no presenta efectos secundarios lo que le aporta al paciente la seguridad y comodidad que necesita.

¿Qué es cierto y que no de la depilación láser?

extensiones de pestañas

  • Es falso que existen zonas que no pueden ser depiladas con láser y que hay que evitar las sensibles. Cualquier parte del cuerpo que tenga el pelo apropiado puede ser depilada utilizando este tipo de tecnología (piernas, axilas, brazos, espalda, área facial, entre otras). Además, es especialmente útil en aquellas áreas donde se producen intolerancias a la depilación tradicional como manchas, foliculitis o quistes.
  • Es totalmente cierto que antes de cada sesión se debe rasurar con cuchilla la zona que se va a depilar. Sin embargo, no se debe hacer a través de técnicas de tracción (pinzas, ceras o maquinillas depiladoras) debido a que arrancan el pelo de la raíz y esto disminuiría la efectividad del tratamiento.
  • La depilación láser no es un procedimiento costoso. De hecho, si lo analizamos en su totalidad es un método mucho más rentable que otros. Dicha inversión depende de la extensión de la zona a tratar pero de seguro el costo es menor que la suma total de las depilaciones tradicionales.
  • Es de suma importancia que tras una sesión de depilación láser la zona este bien protegida del sol. Asimismo, no es aconsejable someterse a temperaturas extremas (ni a las cabinas de rayos UVA) al menos cuatro o cinco semanas previas a la sesión láser, tampoco está permitido el uso de autobronceadores.