Una encuesta a pacientes de cinco países revela que dos tercios de las mujeres con cáncer mamario inicial quieren intervenir en las decisiones terapéuticas.

Algunas quieren decidir sobre todas las opciones, mientras que otras desean compartir la decisión con su médico. Aun así, apenas una minoría lo logra.

“Los médicos deberían tener en cuenta esas preferencias”, opinó Richard Brown, autor principal del estudio y profesor asistente de Virginia Commonwealth University.

El equipo de Brown le preguntó a 683 mujeres con cáncer de pecho recién diagnosticado qué papel le gustaría tener en la toma de decisiones sobre el tratamiento. Sólo 28 de cada 100 querían delegarle esa facultad al médico, aunque en 46 de cada 100 casos el médico tomó las decisiones.

“No sorprende ver que ese proceso estuviese más orientado a los médicos que lo que las pacientes querían”, dijo el doctor Michael Barry, presidente de la Fundación para la Toma de Decisiones Médicas Informadas y que no participó del estudio.

“A veces, los médicos piensan que la mayoría de los pacientes no quieren participar en las decisiones, en especial cuando se trata de problemas graves como el cáncer“, agregó.

Más de la mitad de las 282 mujeres que cambiaron de opinión después de consultar al médico quiso participar más de las decisiones terapéuticas.

Un tercio de ese grupo quería originalmente que su médico tomara todas las decisiones, pero luego prefirió compartirlo o tener la decisión final. Y una de cada cinco que inicialmente quería compartir las decisiones con el médico, prefirió tener la última palabra.

En Journal of Clinical Oncology, el equipo escribe que las mujeres que participaron cada vez más en las decisiones sobre su tratamiento “se sintieron menos abrumadas por la decisión y más satisfechas con su elección final y con la comunicación en la consulta” que las pacientes con menos participación en su tratamiento.

Para Barry, los resultados son aplicables a las mujeres con cáncer mamario inicial porque cuentan con una gran cantidad de opciones terapéuticas efectivas. “Cuando comprenden que existen múltiples tratamientos que se pueden utilizar (…) manifiestan más deseos de participar en la toma de decisiones”.

Luego de la consulta con el médico, un tercio de las participantes mantuvo la idea de que el médico controlara las decisiones. “La preferencia de dejarle la decisión al médico es una decisión perfectamente razonable”, opinó Brown.

Con su equipo intentará realizar nuevos estudios sobre pacientes con otros cánceres, en especial aquellos sin tantas opciones terapéuticas disponibles.

FUENTE: Journal of Clinical Oncology, 2012.

Por | 2015-08-15T13:23:57+00:00 07-07-2012|Cáncer de mama|Sin comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest