Un estudio sobre familias de Dinamarca determinó que los hijos de padres mayores de 35 años son más propensos a sufrir un trastorno del espectro autista, aunque la investigación no aclara porqué.

Erik Thorlund Parner, de la Universidad de Aarhus, Dinamarca, señaló que si la causa fueran las complicaciones genéticas asociadas con los espermatozoides o los óvulos envejecidos, tener ambos padres mayores debería elevar aún más el riesgo de que un hijo sea autista.

Aun así, el equipo de Parner no halló ese aumento al comparar a los niños.

Para la realización de la investigación, los autores analizaron la información de más de 9.500 niños de Dinamarca a quienes se les había diagnosticado un trastorno del espectro autista.

Los hijos de padres de más de 35 años tenían hasta un 28% más de posibilidades de recibir ese diagnóstico que los niños de padres menores de 35. La edad materna no modificó ese resultado.

Si los padres tenían más de 40 años, el riesgo de tener un hijo con un trastorno del espectro autista era entre un 37% y 55% más alto que cuando los padres tenían menos de 35 años, independientemente de la edad materna.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por su siglas en inglés), 10 de cada 1100 niños tienen un trastorno del espectro autista.

Tal como se adelantó, el equipo realizará un análisis aún más ambicioso de la relación entre el autismo y la edad de los padres con información de Dinamarca, Finlandia, Israel, Noruega, Suecia y la región oeste de Australia.

Fuente: Reuters Health

Por | 2015-06-29T22:57:55+00:00 30-06-2012|Embarazo|Sin comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest