Jabones íntimos femeninos

Los jabones íntimos femeninos suelen ser muy importantes para la higiene de las zonas intimas de toda mujeres.

Muchas mujeres actualmente no consideran la higiene íntima como algo separado de su higiene habitual.

Sin embargo, la higiene íntima adecuada requiere hábitos diferentes, porque su área íntima es delicada y puede ser propensa a infecciones.

Tú vagina tiene un pH ácido, más ácido que la piel del resto del cuerpo, lo que ayuda a mantener las bacterias buenas (como los lactobacilos) y las bacterias malas controladas.

Si sigue hábitos de higiene íntimos adecuados, puede evitar alterar este equilibrio del pH y, por lo tanto, ayudar a evitar infecciones vaginales como la vaginosis bacteriana.

Mantenerse libre de infecciones es necesario para una vida saludable y feliz.

Tu área íntima es única

Si usa jabones o productos que normalmente usaría en el resto de su cuerpo puede causar o agravar problemas como el olor, la sequedad o las infecciones recurrentes al alterar el equilibrio del pH.

Es mejor lavarse a diario, con agua tibia y productos suaves sin perfumar destinados para este fin.

Siempre lávese con un jabón intimo femenino y séquese adecuadamente, especialmente después de hacer ejercicio o tener sexo.

Después de nadar o hacer ejercicio, asegúrese de cambiar su ropa interior, para que se mantenga fresco y limpio.

¿Por qué utilizar jabones íntimos femeninos?

La importancia de un jabón íntimo femenino radica en que cuenta con propiedades que no posee un jabón común, lo cual garantiza el mayor cuidado para tu zona íntima y la mantiene libre de virus, hongos y bacterias, además de proveerles un olor agradable.

Para ti mujer que estás buscando lo mejor en salud íntima, te traemos la sugerencia de jabones intimos

3 mejores jabones íntimos femeninos

 Saforelle

Saforelle es un jabón liquido que está especialmente formulado para las pieles sensibles o irritadas.

Limpia con suma suavidad y alivia irritaciones y sensaciones de malestar.

Su pH alcalino suave y su formulación enriquecida con bardana y un agente sobre graso lo convierten en un producto ideal para un uso cotidiano que respeta el equilibrio natural de la piel.

Este jabón intimo, no contiene ni parabenos, ni colorantes, ni fenoxietanol.

Este producto de higiene íntima es usado desde hace más de 20 años.

Al buscar los mejores componentes, descubrieron las virtudes de la bardana (Arctium Lappa), una planta herbácea conocida desde la Antigüedad por su acción calmante y suavizante.

 Vagisil

Vagisil jabón intimo protege contra los  malos olores.

Es lo suficientemente suave como para poderlo usar todos los días, por lo que ahora puede comenzar cada mañana sintiéndote limpia para una confianza que dura todo el día.

Vagisil jabón intimo contiene lactobacilos, que ayuda a nutrir las bacterias amigables que se producen naturalmente en la vagina.

Está formulado con el pH adecuado para el área vaginal,  ayudando a mantener un pH saludable y sentirse fresco y limpio.

  • Contiene LactoPrebiotico
  • Ginecológicamente probado
  • Hipoalergénico
  • Olor ligero y fresco.

 Lactacyd

Lactacyd tienen un pH adaptado que respeta la acidez natural de la vagina.

Además, son suaves y no contienen jabón y, por tanto, son aptos para el uso diario.

Esta pensado para adaptarse a tus necesidades ofreciendo una gama especializada en el cuidado íntimo.

Lactacyd contienen ingredientes como el ácido láctico, que mantiene la protección natural de la vagina.

Contiene lactoserum es un ingrediente natural extraído de la leche, que se usa para estabilizar y mantener el entorno protector de la vulva.

Conclusiones

Diferentes productos han sido creados y lanzados al mercado para mantener tu zona íntima saludable.

Usted sera la encargada de escoger el que mejor le funcione, como dije anteriormente no todas las zonas intimas son iguales.

Atrévete a probar los jabones íntimos femeninos y brindarle a tu zona intima todo cuidado que tanto merece.

Una zona íntima correctamente aseada suele ser el factor que mantiene la autoestima alta, además de dibujar en el rostro una hermosa sonrisa que transmite frescura y seguridad manteniéndote reluciente durante todo el día.