Liposucción

Son muy pocas las personas que no han escuchado hablar, al menos una vez, de la liposucción.

Pero también es cierto que no todo el mundo tiene la información correcta acerca de este procedimiento quirúrgico que requiere, entre otras cosas, de expectativas realistas.

La liposucción es un procedimiento cosmético cuyo principal objetivo es elimina esa molesta grasa que se mantiene en el cuerpo a pesar de las dietas y de largas sesiones de ejercicio.

Se practica en el abdomen, en los muslos, en las caderas, en los brazos, en las nalgas, en la espalda o incluso en algunas zonas de la cara.

Este procedimiento es ideal que se haga en una clínica aunque pudiera hacerse en el consultorio medico bajo anestesia local.

Pero, la liposucción no puede definirse como un método general para perder peso, pues los candidatos perfectos para esta cirugía son aquellas personas que hayan alcanzado un peso corporal estable, pero que les gustaría eliminar los depósitos indeseables de grasa en partes específicas del cuerpo.

Tampoco se trata de un tratamiento para abordar la obesidad y no es un procedimiento que funcione específicamente para acabar la celulitis y mucho menos las estrías.

En realidad, la liposucción elimina permanentemente las células grasas, alterando la forma del cuerpo, pero si el paciente no lleva un estilo de vida saludable después de la operación, existe el riesgo de que las células de grasa restantes crezcan.

Además, la cantidad de grasa que se puede eliminar de forma segura es limitada.

liposuccion

cosmetic liposuction surgery in actual operating room setting showing surgeon hands and cannula

¿Cuáles son los riesgos de la liposucción?

Infecciones, entumecimiento y cicatrización. Estas son algunas de las complicaciones que se asocian con la liposucción, a los que se le suman bultos o abolladuras en la piel si se extrae una cantidad de grasa superior a la indicada.

La liposucción, como todo procedimiento quirúrgico, implica ciertos riesgos.

Pero, para llevarlos a su mínima expresión, lo primero es buscar un cirujano certificado y lo segundo es tener la certeza de que se está dentro del grupo de candidatos ideales, cuyas características son: estar dentro del peso ideal, tener una piel firme y no ser fumador.

3 tipos de liposucción

La liposucción no es una sola, en realidad existen tres tipos de procedimientos básicos en función de las técnicas que se utilizan:

Liposucción tumescente.

Es la técnica más común de todas e implica que el cirujano inyecte una solución estéril en el área donde se eliminará la grasa, para que la succión sea más fácil

Liposucción asistida por ultrasonido.

Esta técnica utiliza energía de ondas de sonido para romper las paredes celulares de la grasa debajo de la piel y licuarla, para que pueda ser succionada.

Liposucción asistida por láser.

También conocida cono SmartLipo, es la que requiere la utilización de un láser para producir un estallido de energía para licuar la grasa.

Información necesaria sobre el procedimiento

  • La liposucción puede practicarse en un consultorio médico, clínica u hospital.
  • El mismo día del procedimiento le paciente puede irse a casa sin problemas.
  • Si se va a extraer mucha grasa, es recomendable que la cirugía sea en un hospital
  • Este procedimiento no es para perder peso, sino un procedimiento cosmético con efectos sutiles.
  • La liposucción pudiera ser útil para tratar algunas afecciones médicas
  • La mayoría de las aseguradoras planes de salud no cubren el procedimiento
  • En general, la cantidad de grasa extraída durante una cirugía de liposucción típica varía
  • Para mejores resultados debes mantener una dieta balanceada
  • La liposucción no implica que no se deba hacer ejercicio para mejorar los resultados.