Unos niveles bajos de vitamina D durante el embarazo se asocian con un mayor riesgo de complicaciones en las futuras madres y de bajo peso al nacer en los recién nacidos, halla un estudio reciente.

La investigación muestra una asociación, pero no prueba que una insuficiencia de vitamina D provoque las complicaciones. Aún así, tomar complementos de vitamina D podría ayudar a reducir esos riesgos, anotaron los investigadores.

Los investigadores examinaron datos de 31 estudios publicados entre 1980 y 2012. Los estudios tenían entre 95 y 1,100 participantes.

El análisis reveló que las mujeres embarazadas con niveles bajos de vitamina D eran más propensas a desarrollar diabetes gestacional (diabetes durante el embarazo) y preeclampsia (hipertensión o proteína en la orina). También eran más propensas a tener un bebé con bajo peso al nacer.

Los hallazgos, que aparecen en la edición en línea del 26 de marzo de la revista BMJ, son “preocupantes”, dada la evidencia reciente de que los niveles bajos de vitamina D son comunes durante el embarazo, sobre todo entre las vegetarianas, las mujeres con una exposición limitada al sol y las que tienen una piel más oscura, señalaron los investigadores.

El cuerpo produce vitamina D cuando la piel se expone a la luz del sol. Otras fuentes incluyen los complementos y ciertos tipos de alimentos, como el pescado. Usualmente, la leche se fortifica con vitamina D.

Aunque el estudio identificó una asociación significativa entre unos niveles bajos de vitamina D y un mayor riesgo de complicaciones del embarazo, se necesitan más investigaciones para determinar si unos programas para aumentar los niveles de vitamina D en las mujeres embarazadas reducirían esos riesgos, escribieron los investigadores, de la Universidad de Calgary, en Canadá.

Los hallazgos respaldan el objetivo de asegurar que todas las mujeres embarazadas tengan niveles adecuados de vitamina D, según un editorial acompañante escrito por Robyn Lucas, del Centro Nacional de Epidemiología y Salud de la Población de la Universidad Nacional de Australia, en Camberra.

Dijo que “los complementos de vitamina D, la dieta y la exposición a la luz del sol” son medidas que “se deben usar en conjunto, con cuidado”. Todavía se necesitan estudios grandes y bien controlados para aclarar la asociación entre un nivel bajo de vitamina D en el embarazo y las complicaciones del nacimiento, señaló en un comunicado de prensa de la revista.

Fuente: HealthDay 2013

Por | 2015-06-23T22:32:55+00:00 13-02-2014|Embarazo|Comentarios desactivados en La vitamina D es importante durante el embarazo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest