El equipo investigador, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Indiana, estudió a 60 mujeres adolescentes, de 14 a 17 años de edad, provenientes de tres clínicas de atención primaria en Indianápolis durante un período medio de 2 años.

La mayoría (el 95 por ciento) de las participantes eran activas sexualmente, con una media de dos parejas.

Se llevaron a cabo pruebas de exudado de cuello uterino trimestralmente en una clínica de atención primaria, y se realizó auto extracción de exudado vaginal semanalmente durante cinco períodos de 3 meses.

En general, cerca de 2100 exudados fueron analizados para detección de infección de VPH.

El ochenta y dos por ciento de las mujeres dieron positivo a la infección de VPH durante el estudio, con una media de cinco tipos diferentes del virus identificado, muchos de los cuales eran de alto riesgo de cáncer de cuello uterino.

De hecho, el 39 por ciento de los exudados detectó tipos virales de alto riesgo, mientras que el 20 por ciento fue clasificado de bajo riesgo. Brown y cols dicen que la alta frecuencia y larga duración de los exámenes de exudado así como también el ensayo avanzado que emplearon pueden haber permitido la detección de tipos virales adicionales e infecciones transciendes que escaparon a investigaciones anteriores, pero admiten que la naturaleza de riesgo de su población de estudio pudo también contribuir con la alta prevalencía detectada.

Fuente: The Journal of Infectious Diseases

Por | 2015-01-06T15:13:32+00:00 11-12-2006|VPH|Sin comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest