Indicaciones de la Densitometría ósea

Poco más de la mitad de las mujeres posmenopáusicas mayores de 45 años de edad en Francia tiene al menos un factor de riesgo de padecer osteoporosis y califica para realizarse una densitometría ósea, de acuerdo con los hallazgos de un nuevo estudio.

En el año 2006 la autoridad sanitaria nacional francesa publicó recomendaciones para guiar el uso de la densitometría ósea, estableciendo que la densitometría debería brindarse (y reembolsarse) a toda mujer posmenopáusica que presentara al menos uno de una lista de ocho factores de riesgo de osteoporosis.

Densitometria osea

Para el nuevo estudio, investigadores de centros de París, Amiens, Orleáns, Marly-le-Roi y Port-Mort, en Francia, decidieron determinar la frecuencia de estos factores de riesgo en una muestra representativa de la población general.

Los investigadores llevaron a cabo un sondeo epidemiológico transversal, que consistió de entrevistas frente a frente, de factores de riesgo de osteoporosis en un total de 2.081 mujeres posmenopáusicas mayores de 45 años de edad.

Densitometría ósea

En la publicación de su trabajo en la revista Joint Bone Spine, los investigadores (Roux C y cols) informan la siguiente prevalencia de factores de riesgo en la población de estudio:

  • Fractura vertebral o colapso previos: 20,8 por ciento.
  • Trastorno endócrino (un trastorno tiroideo en casi todos los casos): 10,5 por ciento.
  • Tratamiento con corticosteroides a largo plazo: 10,5 por ciento.
  • Menopausia antes de los 40 años: 10,3 por ciento.
  • Fractura de extremidades previa: 9,5 por ciento.
  • Historial familiar de fractura de cadera: 8,8 por ciento.
  • Bajo índice de masa corporal (inferior a 19 kg/m2): 4,0 por ciento.
  • Historial familiar de otra fractura osteoporósica: 3,8 por ciento.

En general, el 51,8 por ciento de las mujeres de la población de estudio tenía como mínimo uno de estos factores de riesgo, y por ende calificaba para realizarse una densitometría ósea. Un total del 18,3 por ciento de las mujeres tenía más de un factor de riesgo.

Como se previó a partir de los hallazgos de investigaciones anteriores, la proporción de mujeres que informaron tener antecedentes de fractura vertebral o colapso, y antecedentes de fractura de extremidades, aumentó marcadamente con la edad.Por ejemplo, la prevalencia de fractura vertebral previa o colapso aumentó del 14,8 por ciento en las mujeres de 45-49 años de edad al 28,4 por ciento en las mujeres de 80 años o más.

La prevalencia de fractura previa de extremidades aumentó del 4,9 por ciento en las mujeres de 45-49 años de edad al 17,0 por ciento en las mujeres de 80 años o más.

Cuando los investigadores extrapolaron la cifra general del 51,8 por ciento a la población general francesa, hallaron que más de 5 millones de mujeres calificarían para realizarse una densitometría.

Y escriben: “Debido a que sólo una pequeña proporción de éstas recibe actualmente un diagnóstico de osteoporosis, un número considerable de mujeres podría por ende beneficiarse potencialmente del uso más generalizado de la densitometría”. Sería de esperar que esto tenga un “impacto considerable” en términos tanto de economía como de salud pública, agregan los investigadores.

Fuente: Joint Bone Spine

Recommended Posts

No comment yet, add your voice below!


Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *