Higiene íntima

Higiene íntima femenina, los genitales son la parte más íntima del cuerpo de una mujer y mantener una correcta higiene de ellos evitará infecciones que podrían traer consecuencias graves a nuestra salud.

Higiene intima

Ante esta realidad, hoy te ofrecemos 10 consejos que debes tener en cuenta a la hora de mantener una correcta higiene íntima, pues la delicadeza de estas partes sugiere que se debe tener mucho más cuidado para su limpieza.

Es necesario aclarar que a pesar de tener una buena higiene en los genitales, es normal hasta cierto punto, que tengan un olor característico y esto depende en gran medida de cada persona, no todas huelen igual, incluso mientras transcurre el ciclo menstrual es normal que este olor varía en la misma mujer.

Consejos útiles:

Es normal que sientas dudas a la hora de tener una higiene correcta de tus partes íntimas, así que sigue leyendo que te diremos qué debes hacer y qué no para lograrlo:

1. Utiliza jabón neutro:

Evita usar jabones muy fuertes, pues estos podrían alterar el pH de la vagina e incluso podrían ser los causantes de irritaciones o inflamaciones.

2. Las duchas vaginales:

Este tipo de duchas no son nada recomendables por los ginecólogos, quienes alegan que lejos de ayudarte lo que hacen es eliminar los organismos propios que protegen la vagina y por ende estás más propensa a contraer infecciones.

3. Ropa interior:

Preferiblemente utiliza pantis de algodón porque así no interrumpes la transpiración en tus zonas íntimas. Estos textiles retienen mucho menos las bacterias. Tampoco utilices prendas de ropa íntima ajustadas.

4. Dile no a las esponjas o mopas:

Si te gusta bañarte con mopas o esponjas especiales, mejor no las utilices en tu vagina porque suelen ser agentes acumuladores de gérmenes.

5. Lava muy bien:

Es recomendable que laves tu vulva de forma externa entre los labios y el clítoris para evitar la acumulación de sucio.

6. Primero la vagina:

Nunca limpies primero el ano antes que la zona vaginal, es al revés. Primero limpias tu vulva y luego pasas al ano para que no pasen las bacterias de un lado a otro.

7. Recorta el vello púbico:

Aunque no necesitas quitarlo por completo, es recomendable que lo mantengas bajo control porque esto hará que no se acumulen bacterias que puedan producir malos olores.

8. No te olvides del perineo:

Cuando estés lavando tus partes íntimas, no te olvides de lavar el perineo, que es esa zona que se encuentra entre la vagina y el ano.

9. Hazlo con frecuencia:

Al menos una vez al día debes lavar tu vagina y si tienes relaciones sexuales preferiblemente hazlo antes y después de ello.

10. Realiza tus chequeos:

A pesar de tener una excelente higiene en tus partes íntimas, una visita anual a tu ginecólogo te evitará muchas preocupaciones.

Si tienes algún flujo que consideres extraño o diferente, es mejor actuar de la mano de un profesional que te guíe en lo que debes hacer.

Higiene íntima durante la menstruación

Si tienes la menstruación debes doblar los cuidados de la higiene de tus partes íntimas, así que no bastará con lavar tu vagina una vez al día, probablemente debas hacerlo dos o más veces si es posible.

En el mercado existe gran cantidad de marcas de tampones, así que escoge el que mejor se adapte a tus necesidades y que cuente con una excelente absorción del flujo menstrual para que no haya malos olores.

A pesar de ello debes estar atenta a sus cambios y jamás utilizarlos por más de 4 o 6 horas. Lo mismo pasa con las toallas sanitarias, no es higiénico usarlas demasiado tiempo, también es preferible que las utilices con tejidos naturales y no sintéticos, así evitarás irritaciones.

Recommended Posts

No comment yet, add your voice below!


Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *