Infección por el virus del herpes simple

Existen dos tipos de virus, el VHS-1  conocido como oralabial y el VHS-2 conocido como herpes genital

El virus del herpes simple tipo 1 comúnmente infecta de la cintura hacia arriba sobre todos los labios, causando unas vesículas dolorosas que generalmente salen cuando la persona tiene estrés, fiebre o se exponen mucho al sol, las mayorías de las personas la asocian a malas digestiones.

El virus del herpes simple tipo 2 usualmente afecta de la cintura hacia abajo, la zona urogenital. Se conoce como Herpes genital

Cada día son más los infestados por el virus del herpes simple

Se considera que el 67% de la población mundial están infectadas por el virus del herpes simple de tipo 1 (VHS-1), según las primeras estimaciones mundiales de la Organización Mundial de la Salud sobre esta afección.

Ambos virus son muy contagiosos y no tienen cura.

El VHS-1 se transmite principalmente por contacto boca a boca y causa sobre todo herpes orolabial (úlceras peribucales).

El VHS-2 se transmite casi exclusivamente por vía sexual, mediante contacto cutáneo, y puede causar herpes genital.

Antiguamente se creía que esta división era exclusiva pero cada día se ve que el VHS-1 también es una causa importante de herpes genital

Unos 140 millones de personas con edades comprendidas entre los 15 y los 49 años sufren infección genital por el VHS-1, siendo la carga de morbilidad mayor en las Américas, Europa y el Pacífico Occidental.

En los países de ingresos altos, ha disminuido el número de infecciones por el VHS-1 en la población infantil, debido probablemente a la mejora de las condiciones de higiene y de vida; en cambio, ha aumentado el riesgo de contraer el virus por contacto bucogenital tras el inicio de una vida sexualmente activa.

El número de infecciones genitales es elevado

Según las estimaciones realizadas por la OMS, un total de 417 millones de personas de entre 15 y 49 años padecían infección por el VHS-2, causante de herpes genital.

Tomadas conjuntamente, las estimaciones revelan que más de los 500 millones de personas pertenecientes a la citada franja de edad padecen una infección genital atribuible ya sea al VHS-1 o al VHS-2.

Ambos virus pueden producir Herpes Genital

La sintomatología de esta enfermedad comienza por una quemazón y posteriormente la salida de unas ampollas dolorosas que se rompen (en este momento son sumamente infecciosas ) y forma ulceras, mas adelante se forma una costra que desaparecen sin dejar cicatriz, esto puede durar de 2 a 3 semanas, estas lesiones salen generalmente en la zona por donde entro el virus al organismo, la zonas mas frecuentes son la región perianal, glúteos, muslos, región vulvovaginal, e interior de la vagina y cuello uterino, donde se acompaña de flujo vaginal, esta sintomatología aparece aproximadamente a los 10 días de haber estado con una persona infestada.

Otros síntomas que pueden presentarse en este primer episodio son la fiebre, malestar general, dolor de cabeza, dolores musculares, y adenopatías inflamadas en la región inguinal.

Los brotes que siguen tienden a ser más leves y duran alrededor de una semana, la frecuencia que se presentan y la severidad de estos episodios varia de una persona a otra y estos van variando en el transcurso de la vida.

Esta enfermedad evoluciona por brotes momento en los que se puede trasmitir la enfermedad ya que el virus en ese momento se encuentra activo.

Es difícil determinar la proporción, a nivel mundial, de personas infectadas por el VHS que padecen herpes sintomático, ya que los síntomas pueden ser leves o simplemente no reconocerse como propios del herpes. En los Estados Unidos de América, alrededor de un 15% de los infectados por el VHS-2 afirman haber sido diagnosticados anteriormente de herpes genital.

Diagnostico de Herpes simple

El diagnostico lo hace el medico al ver las lesiones y además puede realizar pruebas de sangre que puede detectar los anticuerpos contra el VHS I o II si una persona ha sido infectada.

Tratamiento del Herpes simple

Los síntomas del herpes pueden tratarse con antivirales, aunque pueden reaparecer una vez superado el episodio inicial. El herpes genital causado por el VHS-1 suele ser mucho menos recurrente que el atribuible al VHS-2.

Recomendaciones cuando se tiene Herpes simple

  • Mantenga el área afectada limpia y seca para prevenir que se infeste secundariamente.
  • Evite tocar las lesiones y después tocar otras partes del cuerpo u a otra persona.
  • Lávese bien las manos después de tocar las lesiones.
  • Aplíquese la crema que le indique su doctor con un aplicador. Y deséchelo después.
  • Evite relaciones sexuales desde el primer momento que siente los síntomas hasta que las lesiones se hayan sanado completamente, esto es, cuando se ha caído la costra y se ha formado piel nueva en el lugar donde estaba la lesión.
  • Usar preservativo puede dar algún grado de protección.
  • Si estas embarazada consulta a tu medico tu bebe puede infestarse o adelantarse el parto. El riesgo es menor si no es tu primer brote. Si en el momento del parto tienes un brote la cesárea seria la vía adecuada de nacer tu bebe, si no tienes lesión puedes dar a luz normal.
  • Existen medicamentos que pueden disminuir las molestias, la duración y frecuencias de los brotes.

Observaciones generales

La transmisión del VHS en la mayoría de los casos se produce de forma asintomática. El virus puede perjudicar considerablemente el bienestar mental de los afectados y deteriorar sus relaciones personales.

Las personas con síntomas de herpes orolabial pueden ser objeto de estigmatización social y padecer el consiguiente sufrimiento psicológico. En sujetos con sistemas inmunitarios debilitados, por ejemplo personas con infección avanzada por el VIH, el VHS-1 puede producir síntomas más graves y recurrir con mayor frecuencia. En raras ocasiones, la infección por el VHS-1 también puede entrañar complicaciones más graves, tales como encefalitis o enfermedades oftalmológicas.

Ante la ausencia de un tratamiento permanente y curativo tanto para el VHS-1 como para el VHS-2, la OMS y sus asociados se han propuesto acelerar el desarrollo de vacunas y microbicidas de aplicación tópica, que desempeñarán un papel esencial en la prevención de estas infecciones en el futuro. En estos momentos, están en fase de estudio varios microbicidas y vacunas candidatos.