Gardnerella Vaginalis

La Gardnerella Vaginalis es una bacteria que no forma endosporas, es decir es un bacilo que genera lo que se conoce como vaginosis bacteriana.

La Vaginosis bacteriana es una infección bacteriana que ocurre en el momento que se pierde el equilibrio entre las bacterias sanas que se encuentran presente en la vagina, muchas personas pueden alarmarse al considerar que es una enfermedad de transmisión sexual, cosa que no es así.

Esta afección no produce signos de inflamación en la mucosa vagina ya que generalmente se encuentra en concentraciones muy bajas, tanto así que no produce ningún malestar o síntoma, de llegar a presentarse se logra reconocer, debido a la presencia de una secreción con mal olor y al realizar los exámenes correspondientes se pueden observar secreciones homogéneas.

Esta bacteria puede florecer debido a varios factores tales como lavado vaginal de manera excesiva, uso del cigarrillo o también por el cambio de pareja sexual.

Gardnerella Vaginalis

Síntomas más comunes

Al tener la gardnerella vaginalis pueden producirse algunos síntomas, entre los más comunes se pueden mencionar:

  • Olor maloliente, similar al olor de un pez en descomposición.
  • Sensación de picazón a nivel de la vagina.
  • Flujo grisáceo o de color amarillo oscuro.
  • Dolor al orinar.
  • En el momento de las relaciones sexuales puede presentar dolor.
  • Sangrado vaginal luego de tener contacto íntimo.

¿Cuándo puedes contraer la infección?

 Se mencionó con anterioridad de que esta infección puede ser contraída por un mal hábito de higiene o simplemente por el cambio de pareja sexual o tener varios encuentros sexuales sin la debida protección.

También pueden contraer la enfermedad aquellas personas que no han tenido relaciones sexuales, que no tiene  pareja sexual, personas que presentan un sistema inmune frágil o aquellos que sufren de cáncer, en todos los casos puede surgir la infección fácilmente sino se lleva una adecuada higiene o se usa ropa interior muy apretada.

¿Cómo puedes mejorar la infección?

Lo primero que debes hacer en el momento de presentar los síntomas mencionados con anterioridad, es acudir al médico ginecólogo, el te hará las pruebas necesarias para determinar el nivel de infección que presentan.

Generalmente para tratar estas afecciones se suele prescribir el uso de antibióticos, tales como la Clindamicina, Metronidazol y Ampicilina.

El médico tratante te indicará exactamente los días que perdurara el uso de la medicinas, aunque generalmente se suele mantener el tratamiento de 5 a 7 días a través de comprimidos de uso oral o crema vaginal.

Al terminar de realizar el tratamiento se verificará exactamente si aún persisten los síntomas, de ser así, pueden haber complicaciones más graves en la paciente, tales como infección en las vías urinarias, en el útero y en las trompas de Falopio.

La infección tiene cura en el momento de tratarse de manera adecuada, tanto así que además de los antibióticos se suele recomendar la ingesta de suplementos vitamínicos los cuales tienen la intención de mejorar o reforzar el sistema inmune de la paciente.

De igual manera se aconseja evitar el uso de duchas vaginales o  jabones que no estén destinados para la zona vaginal.

 Ahora que sabes lo que es y lo que implica, trata de cuidarte un poco más para no adquirirla.

Recommended Posts

No comment yet, add your voice below!


Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *