Flujo vaginal

En términos médicos se denomina flujo vaginal a la salida de cualquier secreción a través de la vagina exceptuando las pérdidas sanguíneas. Las características de estas secreciones despiertan confusión en cualquier mujer, conoce algunas de los flujos vaginales más frecuentes.

flujo vaginal

Tipo de flujos vaginal

  • Flujo vaginal normal. Llamado también moco cervical, leucorrea o mucorrea fisiológica, son secreciones más notorias alrededor de la ovulación (periodo fértil) y no están acompañadas de ningún síntoma. Es muy importante que no lo confundas con otro tipo de flujos (leucorreas patológicas) que son secreciones que sí requieren atención medica por estar relacionadas con alguna enfermedad.
  • Flujo vaginal blanco. Si tu flujo es blanco, grumoso (con aspecto a “requesón”) y tienes sensación quemazón o picazón intensa en tu zona vulvar, es muy probable que se trate de moniliasis, una infección causada por el hongo Candida albicans (en la mayoría de los casos), se estima más de la mitad de las mujeres en algún momento de su vida han tenido al menos un episodio de este tipo.
  • Flujo vaginal amarillo. Si estás ante una secreción copiosa, poco espesa, amarillenta o que pudiera tener un aspecto verdoso, con olor desagradable y quizás molestias al tener relaciones sexuales o al orinar es probable que estés pasando por una infección vaginal o vaginitis por trichomonas vaginalis.
  • Flujo vaginal gris y con mal olor. Este tipo de flujo aparece sin ningún otro síntoma en el 25 a 50 % de las mujeres y puede tratarse de una vaginosis bacteriana (Mobiluncus sp. , Bacteroides sp. , Peptococcus sp. y Gardnerella vaginalis) sobre todo si además presentas: enrojecimiento, irritación y ardor de la vulva, dolor al orinar y olor desagradable marcado luego de las relaciones sexuales.

Existen otros tipos de flujos vaginales menos frecuentes, si te preocupan las características de tu flujo debes  consultar con tu ginecólogo para recibir el diagnóstico y tratamiento adecuado.

Recomendaciones para evitar las causas de flujo vaginal

  • Mejorar la higiene de los genitales (incluyendo a la pareja) y mantener tu zona íntima limpia y seca.
  • Usar productos diseñados para la higiene intima.
  • Evitar las duchas vaginales.
  • Usar protección para prevenir las enfermedades de transmisión sexual.
  • Evitar ropa interior muy ajustada y sintética.
  • Abstinencia sexual hasta que la pareja sea también examinada y tratada.