¿Qué es un examen ginecológico?

Un examen ginecológico es un examen del sistema genital de una mujer.

En el examen ginecológico se examinan los órganos que incluyen la vulva, la vagina, el útero, los ovarios y las trompas de Falopio; la vejiga y el recto también estos últimos se incluyen generalmente en el examen.

Un examen ginecológico implica el examen visual de los genitales externos y un examen visual interno de las paredes vaginales y el cuello uterino utilizando un espéculo para abrir el canal vaginal.

También implica la palpación para ver el tamaño y la forma de los órganos pélvicos.

Examen Ginecologico

¿Por qué se realiza un examen ginecológico?

Se puede realizar un examen ginecológico como parte de un control regular (control ginecológico) o se puede realizar para investigar síntomas como sangrado anormal, flujo vaginal inusual o dolor.

Los exámenes ginecológicos también se realizan durante los chequeos de embarazo.

Los exámenes ginecológicos son necesarios para los exámenes de detección de cáncer de cuello uterino, en los que se toma una muestra de células del cuello uterino para el examen microscópico (conocido como Papanicolau o prueba citológica).

¿Qué condiciones se pueden evaluar con un examen ginecológico?

Un examen ginecológico puede ser útil para evaluar y diagnosticar afecciones múltiples como:

  • Infecciones de transmisión sexual, como gonorrea, sífilis, tricomoniasis, virus del papiloma humano y Clamidia, vaginosis bacteriana e infecciones por hongos
  • Infección urinaria
  • Sangrado uterino anormal
  • Fibromas uterinos
  • Quistes en los ovarios
  • Estudio de la Infertilidad o esterilidad
  • Síndrome de Ovario poliquístico
  • Sangrado rectal
  • Endometriosis
  • Tumores de los órganos genitales
  • Verrugas genitales
  • En el embarazo
  • Embarazo ectópico

¿Cómo se realiza un examen ginecológico?

No se necesita una preparación especial para el examen.

Se realiza en el consultorio del médico y toma solo unos minutos.

La mujer que se somete al examen yace sobre una mesa de exploración, cubierta con una sábana.

El médico y / o la enfermera ayudarán a la mujer a ponerse en posición para el examen con espéculo, lo que implica doblar las rodillas y colocar los pies en soportes metálicos al costado de la mesa de exploración.

El espéculo es un dispositivo de metal o plástico que se inserta en la vagina para permitir que se vean las paredes vaginales y el cuello uterino.

Una pequeña muestra de las células del cuello uterino se toma con una espátula pequeña para la prueba de Papanicolaou.

Si bien puede haber cierta incomodidad, un examen pélvico no debe ser doloroso.

Un examen bimanual o tacto vaginal es otro componente del examen pélvico.

Esto implica la colocación de dos dedos dentro del canal vaginal y presionar la parte inferior del abdomen con la otra mano para palpar (sentir) los órganos pélvicos.

Un examen rectal también se realiza a menudo en este momento.

El examen bimanual puede revelar tumoraciones del aparato ginecológico.

Conclusiones

El chequeo ginecológico debe hacerse todos los años como mínimo, a no ser que aparezca una causa que la obligue ir antes a su ginecólogo.

Es un examen necesario que puede ser molesto pero nunca doloroso.

Recommended Posts

No comment yet, add your voice below!


Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *