Depresión posparto con la violencia doméstica

En un nuevo estudio, las mujeres con depresión posparto fueron más proclives que el resto a tener una relación de pareja violenta, mientras que las madres primerizas víctimas de abusos fueron también más propensas a desarrollar depresión posparto.

“Intuitivamente y clínicamente, esta superposición de la depresión y la violencia doméstica no sorprende”, dijo la doctora Linda Chaudron, profesora de psiquiatría del Centro Médico de la University of Rochester, quien no participó del estudio.

Aun así, estos resultados son para los médicos una guía para controlar a las mujeres con signos de depresión posparto o una relación de pareja violeta.

“Es el mensaje que queremos enviar: si los pediatras comenzaron a detectar uno de esos dos signos e identifican uno, deberían controlar el otro”, opinó el doctor Barry Solomon, profesor de pediatría del Centro de Niños de John’s Hopkins y autor principal del estudio.

En los últimos años, los pediatras adoptaron la rutina de controlar la depresión posparto y la violencia doméstica en las mujeres que consultan con sus bebés.

“Existen cada vez más pruebas de que la depresión maternal o la violencia doméstica afectan negativamente a los niños”, dijo Solomon.

UNA DE CADA 14 MUJERES

El equipo de Solomon aprovechó las consultas frecuentes de las madres primerizas a los pediatras para determinar con qué frecuencia coincidían la violencia doméstica y la depresión.

En febrero del 2008, los autores empezaron a controlar a las madres de bebés menores de seis meses que concurrían a la clínica por los controles de rutina.

La mayoría de las mujeres eran afroamericanas; un tercio de ellas eran adolescentes.

Según revelaron las encuestas que respondieron, una de cada cuatro madres tenía signos de depresión posparto y una de 14 tenía una relación de pareja violenta.

Más del 50 por ciento de las participantes con una relación de pareja violenta tenía depresión posparto, comparado con el 22 por ciento de las mujeres sin una relación violenta.

Y las mujeres con depresión posparto eran cuatro veces más propensas a obtener resultados positivos en la evaluación de los signos de violencia doméstica.

El 4 por ciento de las mujeres sin depresión y el 16 por ciento de las mujeres con depresión tenían relaciones de pareja violentas.

El equipo no pudo determinar si una causaba a la otra. Para Chaudron, la asociación podría ir en ambas direcciones.

El estudio, publicado en Journal of Pediatrics, también reveló que las mujeres con depresión posparto eran propensas a llevar a sus bebés a un departamento de emergencias con frecuencia. Para Chaudron, esas madres padecerían más ansiedad que el resto.

El desafío con estas mujeres que necesitan ayuda es lograr que más pediatras controlen los signos de depresión posparto y violencia doméstica.

FUENTE: Journal of Pediatrics, online

Por | 2016-03-12T14:40:14+00:00 27-09-2012|Embarazo|Sin comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest