Un estudio sobre una comunidad de California revela que las mujeres que tuvieron por lo menos cuatro embarazos son menos propensas a morir por enfermedad cardiovascular que las que nunca esperaron un bebé.

Los autores lo atribuyeron quizás a los efectos protectores de las hormonas asociadas con la gestación, el apoyo social extra que genera tener más hijos o a que las mujeres que pueden quedar embarazadas varias veces serían más saludables.

“Es una pieza más de un rompecabezas que los médicos deberían conocer o tener en cuenta”, opinó Donna Kritz-Silverstein, de la University of California en San Diego (UCSD).

“La enfermedad cardíaca es la primera causa de muerte de las mujeres de Estados Unidos”, dijo la coautora del estudio, que agregó: “Muchas mujeres no perciben que están en riesgo”.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por su sigla en inglés), la enfermedad cardíaca causa la muerte de más de 600.000 estadounidenses por año; la mitad son mujeres.

El nuevo estudio, dirigido por Marni Jacobs, de la UCSD, incluyó unas 1.300 mujeres de Rancho Bernardo, al sur de California.

A mediados de los 80, cuando las participantes tenían 70 años, en promedio, respondieron cuántos embarazos y cuántos partos habían tenido, y cuáles eran los hábitos asociados con la salud cardíaca, como fumar o hacer ejercicio. Además, les midieron el colesterol, la presión, la altura y el peso.

Durante 19 años, se las controló clínicamente, se les enviaron cuestionarios anuales y se revisaron los registros de defunciones.

En ese período, 707 mujeres (el 55 por ciento) murieron por varias causas. Menos de la mitad de esas muertes fueron por enfermedades cardiovasculares, como insuficiencia cardíaca, infarto o accidente cerebrovascular (ACV).

A diferencia de las participantes que nunca habían estado embarazadas, las que habían tenido por lo menos cuatro embarazos eran un 35 por ciento menos propensas a morir por alguna causa cardíaca o vascular.

Eso incluía tener la mitad del riesgo de morir por un ACV u otra enfermedad asociada con una obstrucción arterial o la hipertensión, aun tras considerar la edad y el peso.

Esa tendencia se mantuvo cuando el equipo tuvo en cuenta también la cantidad de partos, aunque en ese análisis no permitió determinar si la reducción de la mortalidad por causa cardiovascular atribuida a una mayor cantidad de hijos se debió al azar.

En la revista Fertility and Sterility, los autores escriben que los resultados podrían atribuirse simplemente a la poca cantidad de mujeres con cuatro o más hijos (131), comparado con las 240 participantes que habían estado embarazadas por lo menos cuatro veces.

En el otro extremo, 316 mujeres dijeron que nunca habían estado embarazadas y 406 nunca habían dado a luz.

No se observó una relación entre la cantidad de embarazos o de partos y la probabilidad de morir por cualquier causa durante el período de estudio.

El equipo aclaró que los resultados no son aplicables a todas las mujeres posmenopáusicas porque las participantes tenían una expectativa de vida especialmente prolongada, carecían de problemas económicos y tenían buen acceso a la salud.

FUENTE: Fertility and Sterility, online 29 de noviembre del 2011

Por | 2015-02-24T17:44:03+00:00 07-03-2012|Embarazo|Sin comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest