Un estudio sobre casi 190 mil mujeres jóvenes vacunadas con Gardasil (Merck & Co.) contra el virus del papiloma humano (VPH) no halló problemas de seguridad del producto.

Los únicos efectos adversos detectados fueron algunas infecciones de la piel y desmayos, todos casos benignos y esperados, según precisaron los autores.

“Este estudio nos tranquiliza”, dijo el doctor Nicola Klein, del Centro de Estudios de Vacunas de Kaiser Permanente, Oakland, California, y autor principal del estudio que financió Merck.

El equipo de Klein estudió la respuesta a la vacuna en niñas y mujeres de entre 9 y 26 años vacunadas con por lo menos una dosis de Gardasil entre el 2006 y el 2008. Los autores utilizaron registros electrónicos para comparar las consultas y las internaciones poco después de la administración de la vacuna y varios meses después, cuando ya no se esperarían efectos de corto plazo.

Las tres dosis recomendadas de Gardasil cuestan unos 360 dólares. Las autoridades regulatorias de Estados Unidos no habían hallado efectos adversos graves además del enrojecimiento en el sitio de aplicación.

Varios trastornos estuvieron asociados a primera vista con la vacunación (convulsiones, reacciones alérgicas y malformaciones congénitas).

Pero un comité de seguridad especial, sin nexo con Merck, concluyó que la causa de la mayoría de esos trastornos no había sido la vacuna, sino enfermedades preexistentes o detectadas al momento de la vacunación.

El equipo determinó que sólo dos enfermedades podían estar asociadas con la administración de la vacuna. Durante las dos semanas posteriores a la aplicación, hubo 1,8 casos de infecciones cutáneas por cada 10 mil mujeres, comparado con un caso por cada 10 mil mujeres en los meses posteriores.

Y algunas de esas “infecciones” habrían sido sólo inflamaciones con enrojecimiento de la piel, según aclaró Klein, cuyos resultados publica Archives of Pediatrics & Adolescent Medicine.

¿UNA REACCIÓN AL ESTRÉS?

El día de la vacunación, la tasa de desmayos aumentó seis veces. Pero, nuevamente, el riesgo fue muy bajo y Klein dijo que ya se había identificado en otros estudios sobre vacunas.

Es posible que los desmayos sean una reacción al estrés que causa la vacunación, según opinó el doctor Michael Brady, del Hospital Nacional de Niños, Columbus, Ohio.

Como lo hacen las autoridades de salud, recomendó que los adolescentes permanezcan sentados 15 minutos después de recibir una inyección. “Si se caen y se golpean la cabeza, pueden lesionarse, de modo que no es algo que haya que ignorar”, agregó Brady, que no participó del estudio y declaró que no tiene lazos comerciales con las empresas que producen la vacuna contra el VPH.

“La combinación de una vacuna que está dando buen resultado y es segura debería tranquilizar a la población”, dijo Brady.

El doctor Christopher Harrison, de los Hospitales y Clínicas de Niños Mercy, Kansas, Missouri, explicó que Gardasil debería prevenir más del 90 por ciento de las verrugas genitales y el 60-70 por ciento de los cánceres del cuello uterino.

“Claramente, la vacuna es mucho más beneficiosa que riesgosa”, dijo Harrison, que no participó del estudio y declaró no haber tenido relación alguna con Merck en los tres años anteriores.

Fuente: Reuters Health

Por | 2016-06-12T19:04:31+00:00 10-08-2013|VPH|Comentarios desactivados en Estudio demuestra la seguridad de la vacuna Gardasil contra el VPH.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest