Estudiantes de medicina.

  • Los amigos de tus padres te identifican como «el que estudia Medicina» , en vez de llamarte por tu nombre.
  • La gente te pregunta con cara de horror y expectación si «ya has visto muertos» (no importa de que año seas estudiantes, nadie parece saber que Anatomía se ve casi siempre en el primer año de la carrera 3er semestre).

estudiante de medicina

  • Todos tus familiares y amigos acuden a ti en busca de un consejo cuando cualquier cosa les duele (aunque sea tu primer día de clases de primer año) .
  • Respondes a las invitaciones de tus amigos con un «No puedo, tengo que estudiar», y después de unos años con «no puedo, tengo guardia».
  • Sin importar lo mucho que estudies, cada vez sientes que queda más por saber.
  • Si te vas de la ciudad un fin de semana, en tu bolso llevas más libros que ropa.
  • Esperas con ansias los fines de semana, para poder estudiar lo que no alcanzaste a repasar en la semana.
  • Estás más familiarizado con los apellidos Quiróz, Latarjet, Rouviere, Snell, Moore, Harrison, Guyton, Robbins, Netter, etc, que con los apellidos de tus compañeros de curso.
  • Cuando lees una novela o cualquier texto que no sea médico la gente te pregunta si hiciste un curso de lectura veloz.
  • Identificas el olor del formol a kilómetros.
  • Te sientes rechazado por tus compañeros si tu estetoscopio no es «littman».
  • Te toma al menos un minuto responder a la sencilla pregunta: «¿Cuánto dura tu carrera?».
  • Sientes que todos tus compañeros de preparatoria están estudiando carreras más fáciles que la tuya.
  • Te cuestionas con frecuencia a qué edad terminarás casándote y teniendo hijos.
  • Te has planteado varias veces la posibilidad de cambiarte a estudiar Comunicación social o turismo.
  • Estás seguro de que el 80% de tus compañeros hombres se casarán con una enfermera, y el 80% de tus compañeras mujeres simple y llanamente no se casarán .
  • Sientes que no quedan cosas en el mundo que puedan darte asco.
  • Descubres que no puedes almorzar con tus compañeros de curso sin caer inexorablemente en temas médicos .
  • Entiendes automáticamente el significado de siglas como ACV, EPOC, VIH y DM.
  • No te duelen los músculos, sino que tienes mialgias y no tienes sed ni hambre, sino que tienes polidipsia y polifagia.
  • Las personas no están acostadas, sino que están en decúbito dorsal.
  • Eliminaste de tu léxico el sufijo «logía» y te limitas a decir: Morfo, Micro, Fisio, Fisiopato, Semio, Cardio, Embrio… etc.
  • Tomas más café que agua durante el día.
  • Cada vez que comes o bebes algo te fijas en la composición, calorías y vitaminas, y de relacionarlo con bioquímica.
  • Tratas de recordar todos los días la razón por la que entraste a estudiar medicina y si no la encuentras te consuelas pensando en que tarde o temprano terminaras (siempre es más tarde que temprano).