El ejercicio, comer de forma saludable y un buen control del peso podrían ayudar a mejorar la supervivencia de las pacientes de cáncer de mama, según una revisión a gran escala.

Los investigadores analizaron 85 estudios que incluyeron a más de 164,000 mujeres de todo el mundo, y hallaron que la supervivencia de las pacientes de cáncer de mama podría asociarse con: un peso saludable, la actividad física, consumir alimentos con fibra y soya, y una ingesta más baja de grasa, en particular de grasa saturada.

Pero el informe del Instituto Americano de Investigación del Cáncer (American Institute for Cancer Research, AICR) y del Proyecto de Actualización Continua de World Cancer Research Fund International, señala que la evidencia actual sigue sin ser suficientemente fuerte como para realizar recomendaciones firmes a las supervivientes del cáncer de mama.

Los hallazgos sí respaldan las recomendaciones del AICR de que todos los supervivientes del cáncer consuman una dieta basada en las plantas, que mantengan un peso saludable y que hagan ejercicio de forma regular.

“Aunque es difícil realizar recomendaciones específicas, la investigación sugiere que las mujeres que tienen un peso saludable y son físicamente activas, tanto antes como después del diagnóstico, tienen más probabilidades de sobrevivir a un diagnóstico de cáncer de mama y de no contraer un segundo cáncer de mama primario”, comentó en un comunicado de prensa de la AICR la Dra. Anne McTiernan, líder del panel que redactó el informe e investigadora del Centro de Investigación sobre el Cáncer Fred Hutchinson, en Seattle.

“Debemos saber más sobre los efectos de otros factores en las asociaciones entre el estilo de vida y la supervivencia, lo que incluye los tipos específicos de tumor, la etapa en la que el tumor se encontró, el tratamiento anterior para el cáncer y los factores socioeconómicos”, añadió.

Las investigaciones anteriores han mostrado que un peso saludable reduce el riesgo de ocho tipos de cáncer, entre ellos el cáncer de mama postmenopáusico, según la AICR.

“Sabemos que hay muchos motivos para que las mujeres coman una dieta basada en las plantas y sean activas, tanto para la prevención del cáncer como para la salud en general”, señaló en el comunicado de prensa Alice Bender, directora asociada de programas de nutrición de la AICR.

“Para las supervivientes, comienza con en qué lugar están y con buscar los pequeños cambios que pueden realizar. Por ejemplo, aprovechar los momentos en que se sienten mejor para caminar o moverse de alguna forma. Usar verduras precortadas o congeladas es una forma fácil de mejorar la dieta saludable”, aconsejó.

Cada año en Estados Unidos, más de 232,000 mujeres son diagnosticadas con cáncer de mama, según la AICR. Actualmente, hay más de 3.1 millones de supervivientes de cáncer de mama en EE UU., reportó la AICR.

Fuente: HealthDay

Por | 2015-10-25T12:49:51+00:00 25-10-2015|Cáncer de mama|Sin comentarios

Deje su comentario

quince − Doce =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest