Verrugas en la piel

Las verrugas son lesiones que aparecen en la piel por distintas razones, entre las que están infecciones localizadas como consecuencia de virus, incluyendo el Virus del Papiloma Humano y sus más de 100 cepas, además de otros que están en el ambiente y que se contagian a través de heridas.

verrugas

Es importante saber identificar los tipos de verrugas, para determinar el tratamiento que hay que aplicar. En ningún caso es recomendable cortarlas con alguna herramienta casera, pues se corre el riesgo de sangrado excesivo o de una infección peor.

Las comunes, de color marrón e indoloras, generalmente aparecen en las manos, codos y rodillas; las planas, color piel, se presentan normalmente en rostro y piernas; las plantares, que comúnmente se confunde con callosidades, sí duelen y crecen hacia adentro.

También están las filiformes, que aparecen en labios, cuello y párpados, y las verrugas genitales, más comunes entre las mujeres, aunque también las padecen hombres.

Estas últimas son las más delicadas por ser consideradas son producidas por el virus VPH y requieren atención médica inmediata.

Tratamiento para las verrugas

Para la eliminación de estas lesiones existen en el mercado varios medicamentos que contienen ácido salicílico, que se pueden comprar sin prescripción médica y que tienen buenos resultados, sin mayores riesgos, aunque la reaparición es común.

Estas opciones son fáciles de aplicar, pero es importante que estar atento a las recomendaciones, porque si la sustancia entra en contacto con la piel sana, puede ser muy irritante

  • Antes de empezar el procedimiento, es importante leer el prospecto del producto, en caso de contraindicaciones.
  • Proteger la piel alrededor de la lesión con un poco de vaselina para evitar quemaduras en la zona que no está afectada.
  • Limpiar y luego limar suavemente la superficie de la verruga para que el ácido salicílico penetre correctamente.
  • Aplicar una gota del producto, con mucho cuidado, sobre la zona de la lesión con la ayuda de un bastoncillo de algodón.
  • Una vez aplicado el ácido salicílico, es importante cubrir la zona con una tirita especial y esperar 12 horas para retiralo.

Opciones naturales

También están los tratamientos libres de sustancias químicas, como algunos remedios caseros que, además de ser seguros, pueden ser efectivos.

  1. Cuando está empezando la lesión, puede aplicarse un remedio casero que consiste en una combinación de vinagre de manzana, bicarbonato de sodio y limón. Se macera durante dos semanas y se coloca con un algodón cada ocho horas hasta que la lesión mejore.
  2. El vinagre de manzana, por sus propiedades antisépticas, ayuda a la eliminación de las verrugas de una manera segura. Se puede aplicar solo sobre la lesión con un algodón empapado que se deja durante toda la noche y se retira en las mañanas. El proceso se repite hasta que la lesión desaparezca.
  3. La miel pura también está indicada para acabar con las antiestéticas verrugas. El procedimiento es bastante simple, solo consiste en frotar este ingrediente directamente sobre la lesión, colocar un vendaje y dejarlo toda la noche. Esto también evitará la reaparición de la lesión.

Consulta a tú médico

Si ninguno de estos tratamientos funciona, se recomienda acudir al dermatólogo para que revise la lesión, estudie la mejor técnica para eliminarla y determine si existe la necesidad de practicarle una biopsia para hacerle seguimiento.

extensiones de pestañas

Entre las opciones médicas para tratar las verrugas destacan:

  • Crioterapia, que es una técnica de bajas temperaturas que se aplica hasta que la verruga desaparece.
  • Cauterización, es una de las más comunes y consiste en la quema de tejidos afectados, a través de electrocoagulación.
  •  Cirugía local, que contempla dos opciones, una es la extirpación de la lesión y la otra es la aplicación de láser.

Aunque en la mayoría de los casos se trata de crecimientos de piel benignos, siempre es mejor prevenir, pues puede tratarse de un problema que vaya más allá de lo estético.