El ejercicio puede mejorar la salud, la energía y el bienestar de los pacientes de cáncer después de que hayan completado su tratamiento principal contra la enfermedad, halla una revisión reciente.

Investigadores de la Universidad de Hong Kong analizaron los resultados de 34 ensayos clínicos que examinaron los efectos de la actividad física en pacientes adultos de cáncer de mama, próstata, ginecológico, colorrectal, gástrico o de pulmón.

El estudio aparece en la edición en línea del 1 de febrero de la revista BMJ.

En cada ensayo hubo un promedio de 93 pacientes, e incluyeron entrenamiento aeróbico, de resistencia y de fuerza. La edad promedio de los pacientes fue de 55 años, y el entrenamiento duró aproximadamente trece semanas.

Las pacientes de cáncer de mama mostraron mejoras en el control de la glucemia, el índice de masa corporal (IMC) y el peso corporal, las funciones físicas como la fuerza de las extremidades inferiores, los problemas de salud mental como la fatiga y la depresión, y la calidad de vida.

Los pacientes de otros tipos de cáncer que eran físicamente activos experimentaron mejoras en el IMC y el peso corporal, la función física como el consumo de oxígeno, y la fuerza de agarre de las manos, la depresión y la calidad de vida.

Distintos tipos y niveles de ejercicio tuvieron efectos específicos. Por ejemplo, las pacientes de cáncer de mama hallaron que el ejercicio aeróbico más el de resistencia era mucho más eficaz para la aptitud física, la aptitud emocional, el bienestar general y los miedos sobre el cáncer de mama que la actividad aeróbica sola.

Los investigadores también hallaron que los pacientes más jóvenes parecían obtener mayores beneficios del ejercicio, pero apuntaron que ese hallazgo no era completamente concluyente dado que los pacientes más jóvenes podían hacer ejercicio durante más tiempo.

Los hallazgos muestran que “la calidad de vida fue un beneficio claro y significativo de la actividad física, y clínicamente hubo efectos positivos importantes sobre las funciones físicas y la calidad de vida”, concluyeron los investigadores en un comunicado de prensa de la revista.

FUENTE: BMJ, news release, Jan. 31, 2012. HealthDay (c) Derechos de autor 2012, HealthDay

Por | 2013-07-12T18:55:00+00:00 18-06-2012|Cáncer|Sin comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest