A algunas embarazadas les preocupa que el cinturón de seguridad o los airbags puedan causar daños a su bebé si ocurre un accidente. Pero un estudio demuestra que no utilizar el cinturón de seguridad durante una colisión aumenta el riesgo de perder el embarazo.

“Lo peor que puede ocurrir es que una embarazada se lastime y la mejor manera de protegerla, junto con el bebé, es pedirle que use el cinturón de seguridad”, dijo Kathleen DeSantis Klinich, del Instituto de Investigación del Transporte de University of Michigan y que no participó del estudio.

Cada año, miles de embarazadas son hospitalizadas por accidentes vehiculares.

“Lo que siempre nos preocupa es que las pacientes sepan utilizar el cinturón de seguridad“, dijo el autor principal del estudio, doctor Haywood Brown, jefe de obstetricia y ginecología del Centro Médico de Duke University. “Aun así, como todos, algunas optan por usarlo y otras no”.

El equipo de Brown revisó un registro de traumatismos del Hospital de Duke University y halló 126 casos de mujeres en el segundo y tercer trimestre de gestación atendidas entre 1994 y el 2010 por un accidente vehicular. En el grupo de 86 embarazadas que usaban el cinturón de seguridad durante el accidente murieron tres fetos (3,5 por ciento) y en el grupo de las 12 mujeres que no usaban el cinturón de seguridad murieron otros tres fetos (25 por ciento).

“Lo importante es que hay que tener alguna sujeción porque reduce el riesgo de lesiones no sólo en la mujer sino también en el bebé”, dijo Brown.

El Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos recomienda utilizar siempre el cinturón de seguridad; el cinturón de falda debe colocarse debajo de la panza, a la altura de los huesos de la cadera.

En el estudio, las mujeres que no usaban cinturón de seguridad tendían a ser primerizas.

Los airbags se activaron en 17 accidentes; en esos casos, las embarazadas eran más propensas a sentir que la placenta se separaba del útero, lo que puede ser fatal para la madres o el bebé.

La investigadora Catherine Vladutiu, de University of North Carolina y que no participó del estudio, opinó que es posible que el airbag no influya de manera alguna en esas consecuencias tan serias. “El airbag es un resultado de la gravedad del accidente, de modo que es difícil determinar si tiene un efecto directo en el deceso fetal. Pecaría de (considerarlo) un indicador de gravedad del accidente”.

Brown comentó que algunas mujeres desarman el airbag por temor de que lastime al bebé si ocurre un accidente, pero “no es lo más inteligente porque les salvaría la vida si se activa”. Klinich coincidió. En su estudio, halló que “los airbags protegieron a la madre”.

Otro estudio de un equipo del estado de Washington había demostrado que los airbags no aumentaron el riesgo de la mayoría de las lesiones asociadas con el embarazo. Brown adelantó que continuará el estudio con una encuesta sobre por qué algunas embarazadas no usan el cinturón de seguridad para identificar a las mujeres en riesgo y ayudarlas a modificar la conducta.

Fuente: Reuters Health 2013

Por | 2014-01-07T18:15:34+00:00 07-01-2014|Embarazo|Comentarios desactivados en El cinturón de seguridad durante el embarazo hay que usarlo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest