Las drogas aumenta el riesgo de enfermedades de transmisión sexual

El consumo de varias drogas pone a las parejas que hacen “intercambios” en un mayor riesgo de enfermedades de transmisión sexual (ETS), muestra un estudio reciente.

drogas

Las parejas que hacen intercambios (“swingers”) se definen como parejas heterosexuales que tienen relaciones sexuales en grupo, cambian de pareja y/o visitan clubes de sexo para parejas. Los investigadores observaron a 289 personas con una edad promedio de 49 años en los Países Bajos que dijeron que hacían intercambios y que acudieron a una clínica para las ETS entre 2009 y 2012.

Sexo y droga

La mitad de los participantes dijeron que habían tenido seis o más parejas sexuales en los seis últimos meses, y que no habían usado condones durante el sexo vaginal. Más de la mitad dijeron que habían tenido sexo grupal en el mismo periodo, y la mitad de ellos no usaron condones.

Una cuarta parte de los hombres reportaron haber tenido relaciones sexuales con otros swingers de sexo masculino en los seis últimos meses, según el estudio, que aparece en la edición del 23 de octubre de la revista Sexually Transmitted Infections.

En general, las tasas de clamidia y/o de gonorrea fueron del 13 por ciento, pero no había otras enfermedades de transmisión sexual entre los participantes.

Los investigadores encontraron que el 79 por ciento de los swingers dijeron que habían consumido fármacos para la disfunción eréctil y drogas recreativas como la cocaína, el LSD, la metanfetamina, la marihuana, el gas hilarante y el alcohol, y que el 46 por ciento reportaron haber usado múltiples drogas.

El consumo de drogas recreativas (aparte del alcohol y de los medicamentos para la disfunción eréctil) se asoció con unas conductas sexuales de alto riesgo en hombres y mujeres, mientras que el consumo de drogas solo se asoció de manera independiente con las ETS en las mujeres swingers, sobre todo las que participaron en sexo en grupo.

“Las poblaciones que consumen drogas son un objetivo para intervenciones que aborden la práctica de un sexo más seguro, junto con la prevención secundaria del consumo de drogas”, escribieron los investigadores.

Fuente: HealthDay

Recommended Posts

No comment yet, add your voice below!


Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *