Principales razones para comer la dieta mediterránea

¿Qué es la dieta mediterránea?

Comer una dieta mediterránea no es realmente una dieta, sino es comer una variedad de alimentos frescos que saben bien y puedes prevenir la obesidad y sus consecuencias para la salud.

La dieta mediterránea ha existido por más de 500 años, y sus beneficios continúan siendo evidentes.

dieta mediterranea

Los beneficios para la salud de la dieta mediterránea

  • Menor riesgo de enfermedad cardíaca y ciertos cánceres,
  • Menos riesgo de diabetes
  • Menor posibilidad de Alzheimer
  • Menos osteoporosis
  • Riesgo de accidente cerebrovascular disminuido
  • Menor presión arterial
  • Niveles menores de LDL
  • Mejor función cerebral
  • Salud ocular mejor
  • Más Fertilidad
  • Peso corporal saludable
  • Mayor esperanza de vida

La buena noticia es que no necesita vivir en esta área geográfica para obtener estos beneficios.

Todo lo que necesita hacer es entender de dónde vienen y qué cambios puede hacer en su dieta para obtenerlos.

El Mediterráneo significa “el mar entre tierras”. Esta región está definida por países que bordean este mar.

La dieta seguida en toda esta región también es diversa. Existen diferencias culturales, étnicas, religiosas, económicas y de producción agrícola que afectan las diferencias dietéticas.

Entonces, aunque a muchas personas les gusta afirmar que hay una dieta mediterránea, esto no es exacto.

Los estudios realizados sobre la dieta mediterránea no son todos creados iguales.

Estos estudios utilizan diferentes cuestionarios, que contienen diferentes alimentos, para medir el cumplimiento de la dieta mediterránea.

Esto significa que los resultados que escuchas no se obtienen todos utilizando los mismos alimentos y nutrientes.

Esto es importante de entender porque te ofrece muchas opciones para lo que puedes hacer con tu dieta.

No hay una dieta mediterránea que tengas que seguir. En cambio, hay diferentes alimentos, bebidas, hierbas y condimentos para la región del Mediterráneo de los que puede elegir.

Recomendaciones para hacer una buena Dieta Mediterránea

Sin conteo de calorías

No necesitará una calculadora para este plan de comidas. En lugar de sumar números, cambias las grasas malas por las saludables para el corazón. Ir por el aceite de oliva en lugar de mantequilla.

Pruebe pescado o aves en lugar de carne roja. Disfrute de fruta fresca y sáltese los postres dulces y azucarados.

Coma un surtido de sabrosos vegetales y frijoles.

Los frutos secos son buenos, pero solo un puñado por día.

Puedes tener pan integral y vino, pero en cantidades moderadas.

La comida es realmente fresca

No tendrá que vagar por el pasillo de alimentos congelados o golpear una unidad de comida rápida.

La atención se centra en los alimentos de temporada que se elaboran de maneras simples y deliciosas.

Construya una deliciosa ensalada de espinacas, pepinos y tomates.

Agregue ingredientes griegos clásicos como aceitunas negras y queso feta con una receta de ensalada griega

Puedes comer pan

Busque un pan hecho con granos enteros.

Tiene más proteínas y minerales y generalmente es más saludable que el tipo de harina blanca.

Pruebe el pan de pita integral, bañado en aceite de oliva, hummus o tahini (una pasta rica en proteínas hecha de semillas de sésamo molidas).

La grasa no está prohibida

Solo necesitas buscar el buen tipo de grasa.

La encontrarás en nueces, aceitunas y aceite de oliva. Estas grasas (no las grasas saturadas y trans escondidas en los alimentos procesados) agregan sabor y ayudan a combatir las enfermedades de la diabetes y el cáncer.

El menú es amplio

Es más que solo la cocina griega e italiana. Busque recetas de España, Turquía, Marruecos y otros países.

Elija alimentos que se apeguen a lo básico: Coma muchas frutas y verduras frescas, aceite de oliva y granos integrales.

Las especias son deliciosas

Las hojas de laurel, el cilantro, el romero, el ajo, la pimienta y la canela agregan tanto sabor que no necesitarás alcanzar el salero.

Algunos también tienen beneficios para la salud. El cilantro y el romero, por ejemplo, tienen antioxidantes y nutrientes que combaten las enfermedades.

Es fácil de hacer

Escoja recetas fáciles de hacer, ensaladas, pescado, aceite de oliva

Para su propia comida informal fría, puede poner platos de queso, aceitunas y nueces.

Puedes tomar vino

Un vaso con las comidas es común en muchos países mediterráneos, donde la comida suele ser tranquila y social.

Algunos estudios sugieren que, para algunas personas, hasta un vaso al día para las mujeres y dos para los hombres puede ser bueno para su corazón.

El vino tinto puede ser más saludable que el blanco.

Consulte con su médico para ver si es una buena idea para usted.

No tendrás hambre

Mastica lentamente para que te sientas satisfecho por más tiempo.

El hambre no es un problema cuando puedes comer nueces, aceitunas o queso bajo en grasa cuando te llegan las ansias.

Feta y halloumi son más bajos en grasa que el cheddar, pero aún son ricos y sabrosos.

Puedes perder peso

Uno pensaría que sería un milagro bajar unas libras si comes nueces, queso y aceites.

Pero esos conceptos básicos mediterráneos (y el estilo de alimentación más lento) le permiten sentirse lleno y satisfecho.

Y eso te ayuda a seguir una dieta.

El ejercicio regular también es una parte importante del estilo de vida.

Tu corazón te lo agradecerá

Casi todo en esta dieta es bueno para tu corazón.

El aceite de oliva y las nueces ayudan a reducir el colesterol “malo”.

Las frutas, los vegetales y los frijoles ayudan a mantener las arterias sanas.

El pescado ayuda a reducir los triglicéridos y la presión arterial. ¡Incluso un vaso de vino diario puede ser bueno para tu corazón!

Mantendrás tú memoria por más tiempo

La misma bondad que protege tu corazón también es buena para tu cerebro.

No está comiendo grasas malas ni alimentos procesados, que pueden causar inflamación.

En cambio, los alimentos ricos en antioxidantes hacen que este estilo de alimentación sea una elección inteligente para el cerebro.

Compartir

Escribir un comentario

X
Subir