¿Influye la ingesta dietaria de ciertos nutrientes en el primer trimestre de embarazo en el riesgo de desarrollar hipertensión gestacional o preeclampsia?

Un nuevo estudio ha esclarecido el tema, y sugiere posibles vías futuras de prevención.

Investigadores de centros de Boston, EE.UU., y Copenhague, Dinamarca, realizaron un estudio de observación para investigar las asociaciones de la ingesta en el primer trimestre de calcio, ácidos grasos n-3 y n-6, ácidos grasos trans, magnesio, folato y vitaminas C, D y E, tanto de alimentos como de suplementos, con el subsiguiente desarrollo de preeclampsia o hipertensión gestacional.

La población de estudio comprendió a 1.718 mujeres que tomaron parte del Proyecto Viva, un estudio de observación prospectivo de los efectos de la dieta y otras conductas en el embarazo y en la salud de la madre y el hijo.

Todas las mujeres completaron cuestionarios detallados acerca de su ingesta dietaria y otros factores.

En total, 119 de las mujeres (el 7 por ciento) desarrolló hipertensión gestacional. Ésta fue definida como no padecer hipertensión crónica, sino desarrollar elevada presión arterial sistólica (más de 190 mmHg) o diastólica (más de 90 mmHg) en dos o más ocasiones luego de 20 semanas de gestación.

Un total de 59 mujeres (el 3 por ciento) desarrolló preeclampsia. Ésta fue definida como a) no padecer hipertensión crónica, sino desarrollar elevada presión y proteinuria, o b) padecer hipertensión crónica y desarrollar proteinuria luego de 20 semanas de gestación.

Los investigadores informan que, consistentes con los estudios previos, las mujeres que desarrollaron hipertensión gestacional fueron más propensas que las que no lo fueron a ser nulíparas, blancas, con menor nivel educativo, con sobrepeso, con presión arterial sistólica más alta en el primer trimestre, y con antecedentes de hipertensión gestacional o preeclampsia previos.

De modo similar, las mujeres que desarrollaron preeclampsia fueron más propensas que las que no la desarrollaron a ser nulíparas, de menos de 20 años de edad o más de 40, de raza negra, solteras, con menor nivel educativo, con sobrepeso, con presión arterial sistólica más alta en el primer trimestre, y con antecedentes de hipertensión gestacional o preeclampsia previos.

La mayoría de las mujeres incluidas en el estudio (92 por ciento) tomó suplementos prenatales o multivitamínicos en el primer trimestre de embarazo.

En la presente edición de la revista Annals of Epidemiology, los investigadores informan “un riesgo un tanto más bajo de preeclampsia asociado con una mayor ingesta de los ácidos grasos n-3 elongados DHA (ácido docosahexaenoico) + EPA (ácido eicosapentaenoico)”. El coeficiente de probabilidad fue 0,84 (intervalo de confianza del 95 por ciento, 0,69-1,03) cada 100mg/día.

Los riesgos de preeclampsia también parecieron ser mas bajos con ingestas mayores de pescado (rico en ácidos grasos n-3, coeficiente de probabilidad 0,91, intervalo de confianza del 95 por ciento 0,75-1,09, por porción/día), y la proporción DHA+EPA respecto del ácido araquidónico elongado –6 (coeficiente de probabilidad 0,82 por ciento, intervalo de confianza del 95 por ciento 0,66-1,01).

Los investigadores hallaron que el riesgo de hipertensión gestacional o preeclampsia no se redujo con una mayor ingesta de calcio, vitaminas C, D o E, leche, magnesio, o folato, o con una ingesta menor de ácidos grasos n-6 o trans.

Y escriben: “En conclusión, los resultados del presente estudio no avalan la premisa de que la ingesta materna de calcio o vitaminas C y E durante el embarazo pueden prevenir los trastornos hipertensivos del embarazo, aunque sí sugieren un beneficio potencial de los ácidos grasos elongados n-3 para prevenir la preeclampsia”.

Sin embargo, los resultados sobre los ácidos grasos elongados n-3 no son estadísticamente significativos. Se necesitan más estudios para investigar un posible rol de la intervención dietaria para prevenir la hipertensión gestacional o la preeclampsia, sugieren los investigadores.

Fuente: Annals of Epidemiology

Por | 2015-09-27T10:24:39+00:00 26-09-2007|Embarazo|Comentarios desactivados en Dieta, hipertensión gestacional y preeclampsia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest