Diagnóstico del cáncer de mama

El diagnóstico del cáncer de mama sigue siendo un reto para la medicina porque en el diagnóstico precoz está el mayor porcentaje de curación de esta enfermedad mortal y tan frecuente

Existen pruebas de detección de cáncer de mama las cuales pueden ayudar a detectar el cáncer de mama precoz, antes de que usted note cualquier síntoma.

Pero las pruebas de detección también conllevan riesgos y muchas no son inocuas.

Aun no existe la prueba que diagnostique el 100% de los casos, y hasta en ocasiones puede dar falsos positivos (la prueba dice que puede tener cáncer cuando en realidad no lo tiene)

El momento para comenzar las pruebas de detección puede depender de su edad y sus factores de riesgo.

Vamos empezar por la prueba más económica y que toda mujer tiene a mano. Tócate

examen-mama

Diagnostico por el Examen de mama

Este es un examen en el que se palpan las mamas y las axilas en busca de bultos o cambios inusuales.

Esto lo puede hacer usted misma o su Dr. En la consulta, una buena consulta médica no debe pasar por acto este examen.

Usted debe observar siempre sus mamas frente al espejo en busca de cambios de volumen, depresiones o cambios en la piel, su pareja puede ayudarla.

Tenga en mente que los exámenes de mamas no reducen el riesgo de morir por cáncer de mama.

Este método no reemplaza los demás, pero es un buen método para estar pendiente y consiente de la prevención.

No todos los expertos concuerdan sobre en qué momento realizarse el examen de mama, el momento posterior a la menstruación donde las mamas ya no duelen es un buen momento para examinarse.

Para ver paso a paso cómo se realiza el examen de mama entre aquí.

Diagnóstico por mamografías

Una mamografía es el tipo de prueba más común para el pesquisaje del cáncer de mama. Y es el método aceptado universalmente para el diagnóstico precoz.

Se trata de una radiografía de la mama que se toma utilizando una máquina especial llamada Mimógrafo.

Esta prueba se realiza en un hospital o clínica o Centro Diagnostico y tarda solo unos minutos. Las mamografías pueden encontrar tumores que son demasiado pequeños como para sentirse.

Las mamografías son más eficientes para encontrar el cáncer de mama en mujeres de entre 50 y 74 años de edad.

Para mujeres menores de 50 años, la prueba de detección puede ser útil, pero es posible que no detecte algunos cánceres. Esto podría deberse a que las mujeres más jóvenes tienen tejido mamario más denso, lo que hace que sea más difícil encontrar el cáncer.

No está claro qué tan eficientes son las mamografías para detectar el cáncer en mujeres de 75 años en adelante.

Los expertos no concuerdan sobre cuándo las mujeres deben realizarse mamografías, aunque por norma general debe empezar a realizarse después de los 40 años y a partir de los 35 años en mujeres con más riesgos.

La Sociedad Americana del Cáncer (American Cancer Society, ACS) y muchos otros grupos recomiendan que las mujeres se realicen mamografías cada año comenzando a los 40 años de edad.

El Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de los Estados Unidos (U.S. Preventive Services Task Force, USPSTF) recomienda que las mujeres con un riesgo promedio de cáncer de mama se realicen mamografías cada 2 años comenzando a los 50 años de edad.

La mamografía utiliza Radiación y los equipos modernos usan menos radiación que la que se usa para una placa de tórax.

El principal riesgo de las mamografías es que no son perfectas

Diagnóstico por Resonancia Magnética

La Resonancia Magnética es un método que creciendo en su uso para el diagnóstico precoz del cáncer de mama, aunque sus costos aun no permiten el uso masivo.

Una resonancia magnética utiliza potentes imanes y ondas de radio para encontrar signos de cáncer. Estos exámenes de detección se realizan únicamente en mujeres que tienen un riesgo alto de padecer cáncer de mama o mujeres que se le ha encontrado lesiones sospechosas en la mamografía.

La ACS recomienda que las mujeres que tienen un riesgo alto de cáncer de mama se realicen una resonancia magnética junto con una mamografía cada año.

Para mujeres que han tenido cáncer en una mama, las resonancias magnéticas pueden ser muy útiles para encontrar tumores ocultos en la otra mama o recaidas.

Diagnostico por Ultrasonido de Mamas

El ultrasonido de mama es otra prueba para diagnóstico de cáncer de mama y otras condiciones benignas, es un método  seguro y no doloroso.

Las examinaciones por ultrasonido no utilizan radiación ionizante (como se usa en los rayos X). Debido a que las imágenes por ultrasonido se capturan en tiempo real, pueden mostrar la estructura y el movimiento de los órganos internos del cuerpo, como así también la sangre que fluye por los vasos sanguíneos.

Las imágenes por ultrasonido es un examen médico no invasivo que ayuda a los médicos a diagnosticar y tratar condiciones de la mama.

El ultrasonido Doppler consiste en una técnica especial de ultrasonido que le permite al médico ver y evaluar la circulación de la sangre a través de las tumoraciones pudiendo orientar en el diagnóstico.

El ultrasonido permite además guiar la aguja de las biopsia en tiempo real para confirmar el diagnóstico.

Diagnóstico por Exámenes genéticos

Tres de los genes más conocidos que pueden mutar y aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de mama o de ovario son los genes BRCA1, BRCA2 y PALB2

Las mujeres que heredan una mutación o alteración anómala en cualquiera de estos genes (por parte de madre o padre) tienen un riesgo mayor de desarrollar cáncer de mama o cáncer de ovario.

Muchos de los casos heredados de cáncer de mama se han relacionado con mutaciones en estos tres genes.

La función de los genes BRCA y PALB2 es mantener el crecimiento normal de las células mamarias y prevenir el crecimiento de las células cancerígenas. Pero cuando estos genes contienen las mutaciones que se transmiten de generación en generación, no funcionan normalmente y puede aumentar el riesgo de cáncer de mama. Los genes BRCA1, BRCA2 y PALB2 con anomalías pueden ser responsables de hasta el 10 % de todos los casos de cáncer de mama; es decir, de 1 de cada 10 casos.

La mayoría de las personas que desarrollan cáncer de mama no poseen antecedentes familiares de la enfermedad. Sin embargo, cuando existen antecedentes familiares importantes de cáncer de mama o cáncer de ovario, puede haber motivos para creer que la persona ha heredado una anomalía genética vinculada con un mayor riesgo de desarrollar cáncer de mama.

El examen genético se realiza con una muestra de sangre o saliva que se analiza para detectar anomalías en estos genes específicos.

Diagnóstico por Termografía Mamaria Volumétrica de Contacto

Esta prueba aún está en estudio y no es aceptada por mucho.

Esta prueba se basa en los cambios fisiológicos tales como el metabolismo y las interacciones energéticas funcionales provocan cambios locales de temperatura que pueden ser localizados.

Experimentalmente se ha demostrado que cuando la temperatura de un foco anómalo supera la temperatura media de las mamas en 1,2 grados C se requiere una máxima atención oncológica. La hipertermia local puede adelantarse en un tiempo significativo a los síntomas de patologías malignas detectables durante la mamografía, tiempo que a veces puede ser de años.

Entre sus características importante encontramos.

  1. Excluye la radiación, por tal razón puede utilizarse las veces que sea necesario, independientemente de la edad de la mujer y de su condición de embarazada o lactante.
  2. No requiere la compresión del seno de la mujer.
  3. Procesamiento veloz. El tiempo del examen varía de 7 a 15 minutos.
  4. Fácil aplicación.
  5. Bajo costo. Posee un precio inferior a sus análogos.

La Termografía Mamaria Volumétrica de Contacto junto con la ecografía, la mamografía y la resonancia magnético nuclear son técnica para el diagnostico precoz del cáncer de mama, complementando unas con otra.

Usted puede tener un riesgo más elevado de padecer cáncer de mama si tiene:

Antecedentes familiares de cáncer de mama

Ciertas mutaciones de BRCA

Ciertos síndromes genéticos

Beneficios y riesgos de las pruebas de detección del cáncer de mama

Las pruebas de detección de cáncer de mama pueden ayudar a encontrar esta enfermedad de manera temprana. En muchos casos, esto hace que el cáncer de mama sea más fácil de tratar.

Los resultados de las pruebas para el diagnóstico del cáncer de mama pueden incluir

Resultados falsos positivos. Esto sucede cuando un examen muestra cáncer cuando en realidad no lo hay. Esto la puede conllevar a realizarse más exámenes para confirmar o negar el diagnóstico.

También puede causar mucha ansiedad temor en las pacientes.

Usted tiene más probabilidades de tener un resultado positivo falso si es más joven, si tiene antecedentes familiares de cáncer de mama, si ha tenido biopsias de mama en el pasado, si toma hormonas o presenta cirugías anteriores en las mamas.

Resultados negativos falsos. Estos son resultados que se reportan como normales a pesar de que hay presencia de cáncer. Lamentablemente esto es lo peor ya que cuando se diagnostica es demasiado tarde cuando pudo hacerse un diagnóstico precoz, ya que las mujeres que tienen resultados negativos falsos no saben que tienen cáncer de mama y retrasan el tratamiento.

La exposición a la radiación es un factor de riesgo para el cáncer de mama. Las mamografías exponen sus mamás a la radiación.

Tratamiento excesivo.

  • Las pruebas diagnósticas pueden encontrar cánceres de crecimiento lento.
  • Estos son cánceres que probablemente no acorten su vida.
  • En este momento, no es posible saber qué cánceres crecerán y se propagaron, así que cuando se encuentra un cáncer, generalmente se trata.
  • El tratamiento puede provocar efectos secundarios graves.

Los expertos siguen estudiando qué pruebas de detección funcionan mejor. Las recomendaciones varían, así que usted debería hablar siempre con su médico sobre qué pruebas de detección son mejores para usted y qué tan a menudo las necesita.

Recommended Posts

No comment yet, add your voice below!


Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *