Cada vez son más los padres de las adolescentes sin el esquema completo de la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) que no lo completarían por temor a que la inmunización no sea segura.

Y eso es a pesar de muchos estudios que demostraron que la vacuna no está asociada con efectos adversos graves y que protege del virus que causa el cáncer de cuello uterino.

“Hubo muchos informes sensacionalistas y anecdóticos de (niñas con) reacciones adversas a la vacuna”, dijo la pediatra y especialista en vacunas Amanda Dempsey, de la University of Colorado en Denver.

“La preocupación por su seguridad siempre estuvo por encima de todo: es uno de los principales motivos por los que la población no se vacuna, lo que es una pena porque se trata de una de las vacunas mejor estudiadas y es extremadamente segura”, agregó Dempsey, que no participó del estudio.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por su sigla en inglés) recomiendan que todos los niños (varones y mujeres) reciban tres dosis de la vacuna contra el VPH en la preadolescencia.

El equipo del doctor Paul Darden, del Centro de Ciencias de la Salud de la University of Oklahoma, obtuvo la información de una encuesta nacional de inmunización realizada por vía telefónica a casi 100.000 padres.

Halló que entre el 2008 y el 2010, el porcentaje de adolescentes “al día” con las vacunas Tdap (tétano, difteria y tos convulsa), MCV4 (meningocócica) y VPH había aumentado levemente.

Aun así, tres cuartos de las adolescentes de entre 13 y 17 años no habían recibido el esquema contra el VPH en el 2010 y la proporción de padres de esas mujeres que respondieron que no completarían el esquema o no las inmunizarían creció del 40 al 44 por ciento, según publica el equipo en la revista Pediatrics.

Al mismo tiempo, la proporción que mencionó tener preocupaciones por la seguridad de la vacuna como el motivo para no utilizarla creció de menos del 5 al 16 por ciento.

Para el resto de las tres vacunas sobre las que indagaron los autores, los padres citaron también: pensar que no eran necesarias, que un médico no se las hubiese recomendado y, sólo en cuanto a la vacuna para el VPH, pensar que sus hijos no tenían relaciones sexuales.

“Son todas vacunas excelentes para prevenir enfermedades graves”, dijo Darden. “La vacuna contra el VPH es la primera en prevenir un cáncer, lo que es un beneficio tremendo para la salud”, añadió.

Darden declaró haber sido consultor de Pfizer y uno de sus coautores integra una comisión de monitoreo de seguridad de los estudios sobre vacunas que financia Merck, el laboratorio que produce Gardasil, una de las vacunas contra el VPH.

Dempsey recomendó que los padres que tengan dudas o estén preocupados “confíen en sus médicos de cabecera para acceder a información confiable sobre la vacuna”.

FUENTE: Pediatrics, online 18 de marzo del 2013

 

Por | 2016-06-12T18:41:32+00:00 05-02-2014|VPH|Comentarios desactivados en Crece el temor de lo padres a vacunar contra el VPH a sus hijos, a pesar de las pruebas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest